miércoles, 9 de noviembre de 2011

Los capos del LSD y la heroína eran agentes de la CIA, los cuales subían al escenario de vez en cuando dando directrices de cómo tomar esas sustancias y de cuales no debían tomar, haciéndo así preguntarse a quien no las consumía, qué era aquello, qué efectos eran aquellos de los que hablaban y cómo podían conseguir exprimentarlos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal