lunes, 8 de junio de 2015

El infierno sobre todo es la falta de equilibrio, de armonía y ausencia de paz con uno mismo..

 El cristianismo, tal y como yo lo entiendo, es un auténtico mensaje de liberación... Cristo no es algo exclusivamente referente a una persona, es la misma esencia de la vida. Cada hombre, en potencia, lleva dentro de sí a Cristo. La persona de Jesús tuvo una afinidad máxima con Cristo, es decir, con esa esencia divina universal. El Dios del judaísmo se había convertido en un Dios frío, justiciero y castigador. Esta imagen de un Dios que no perdonaba a los hombres, era hecha a imagen del propio hombre. Jesús vino a cambiar esto. El Dios que anunció es mucho más perfecto y soberano. Es absurdo pensar que te mandan al cielo o al infierno por cumplir o no cumplir con una cartilla de virtudes externas. Todos estos asuntos responden a una dimensión más interior. Cielo e infierno son realidades interiores que uno mismo genera. Jesús anunció la afirmación de la vida, no su negación... El infierno sobre todo es la falta de equilibrio, de armonía y ausencia de paz con uno mismo... (2)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal