martes, 8 de septiembre de 2015

El super computador: nuestro rey por venir

Los máximos dueños del capital internacional, los patrones de las altas finanzas y de todo el sistema liberal-capitalista, pensarían que el Mesías deberá ser un Golem, un super Robot, un Cerebro Electrónico, un Banco de Datos, de Empadronamiento Universal y de transferencia de códigos informativos, de consumo, de capitales y de Poder, sin un solo sentimiento, puramente racional, alimentado con la energía electrónica, la electricidad, el "electrón" que ese Golem-Robot entrará a controlar y dirigir, poniéndola totalmente a su servicio, como a la energía atómica y solar, para gloria y alimento final del Demiurgo.

Las logias masónicas y las iglesias cristianas y de todo tipo, tendrán que inclinarse ante la voluntad de los dueños del capital y del poder real, los dueños de la "Kábala" y de la Magia.  

Todas las organizaciones de tipo "mundialista", están destinadas al fin expuesto. 

La Sociedad de las Naciones, las Naciones Unidas, la Conferencia de Bretton Woods, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, los Bancos Centrales, la entera economía mundial, las transferencias electrónicas de fondos, el gran computador existente en Luxemburgo, destinado al control de estas operaciones planetarias, conjuntamente con los sujetos que lo hacen posible, las crisis financieras mundiales, el reemplazo del dinero papel y de plástico (tarjetas de crédito) por el dinero electrónico, la capacidad de consumo señalada por signos eléctricos, por el "código de barras", que a su vez será reemplazado por el tatuaje con láser, se dirigen a implantar la sociedad de las hormigas, fin último demiúrgico, su "alimento" ideal

La próxima crisis mundial financiera debería estar destinada a la liquidación del dólar y, con él, del "dinero-papel" y su reemplazo por otro símbolo del poder, de distribución del consumo, controlado y racionado por algún cerebro electrónico, el verdadero Mesías de Judá y el Anticristo del Apocalipsis. 

Que el marxismo y el capitalismo han tendido al mismo fin. 

El gobierno , con su liberalismo económico, su "monetarismo" y su "economía social de mercado", nos endeudó a la Banca usurera, de manera que la tierra ya no pertenece a sus dueños. Del mismo modo, el país se halla endeudado a la Banca internacional, de forma tal que ya no se pertenece a sí mismo. Los resultados son idénticos..

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal