sábado, 3 de junio de 2017

Manifiesto lleno de música celestial de altos vuelos, escrito por algún desgraciado que cree que las voces que oye en su cabeza son manifestaciones divinas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal