miércoles, 26 de marzo de 2008


Se ha pasado del triunfo del artista al del promotor. El arte corre el riesgo de convertirse en un apéndice de la publicidad.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal