domingo, 20 de marzo de 2011

fuente : http://elartedelaestrategia.blogspot.com/2010/08/la-iglesia-de-la-mentalica.html


La Iglesia de la Mentálica

Cualquier Iglesia o secta tiene dos facetas muy interesantes: 1/ captar o reclutar adeptos y 2/ que éstos se conviertan en reclutadores. De hecho muchas marcas comerciales también funcionan así.  Es una forma de márquetin viral. 

Ahora se ha dado una vuelta más de tuerca.  ¿Conoce Ud. la Iglesia de la Mentálica? Seguro que no. O mas bien, que aun no, mejor dicho, porque cuando la conozca podría ser demasiado tarde. Y acabará conociéndola, Usted o alguno de sus familiares. 

Surgió en Filipinas y no se tienen por religión exclusiva, dicen que se puede mantener la religión que se profese (por lo menos, al principio). Su forma de propagarse es muy curiosa, simple y endemoniadamente eficaz. Han estudiado a fondo la mente humana, en particular lo relacionado con hipnosis, sugestión, persuasión, técnicas agresivas de venta y programación neurolingüística. Y han dado con la fórmula.  Explicado muy esquemáticamente, cada uno de sus miembros sabe perfectamente qué palabras exactas debe recitar para que el que las escuche se convierta en miembro de la secta. Una vez formuladas, el nuevo adepto aprende a su vez esta misma letanía con la que captará nuevos acólitos. Cuando ya se es miembro de ésta, se profundizan las sugestiones y si la persona tiene cualidades puede ascender y hasta aprender nuevas habilidades mentales. 

Naturalmente, no siempre estas palabras hacen efecto en las personas que lo escuchan logrando sugestionarlas. Su tasa de efectividad es “sólo de un 12%”. Pero con esta tasa, y la forma de propagarse, pronto todo el 12% de la población mundial pertenecerá a esta Secta. Y lo que es más preocupante, su letanía no convence, pero hace simpatizante a otro 28% de los que la reciben.

¿Qué objetivos tiene esta iglesia? Aparentemente, elevar el nivel de conciencia de la humanidad. ¿Pide dinero? Por supuesto, pero menos que otras Iglesias oficiales, sólo el 1% de los ingresos, trabajan con grandes números y saben que con semejante cantidad de futuros fieles, su poder económico está asegurado. De momento, como están usando este capital en obras de interés social, es muy popular en barrios marginales, pero se está infiltrando en todas las capas de la población y todos los estamentos, incluida la Iglesia Católica, que en Filipinas es muy poderosa.

Si quiere investigar este fenómeno en Internet, perderá el tiempo, no lo encontrará. Por la sencilla razón de que me lo acabo de inventar.  Esta Iglesia no existe. Por ahora.

Y si usted quiere difundir esta información como diversión y omitiendo estas últimas líneas, tal vez propague otro virus, tal vez alguien desarrolle una Iglesia similar y tal vez cambie el mundo al conocer esta idea. Lo que no sabemos es cómo puede cambiar. De Usted depende hacer el experimento o no hacerlo.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal