miércoles, 5 de octubre de 2011


Orson Welles en Fraude.

Fraude (1973)

Orson Welles se hizo mundialmente famoso en 1939 con su fraudulenta retransmisión radiofónica de La guerra de los mundos, narrándola como si fuera un programa informativo para tratar de convencer a la audiencia de que la Tierra estaba siendo realmente invadida por los extraterrestres. De forma muy coherente, el genial creador de Ciudadano Kane, cerró su carrera profesional en 1973 con una película titulada Fraude. Y pocas veces un título ha descrito de forma tan sincera lo que realmente es la película. Con el pretexto de denunciar los montajes de la industria del arte, Welles realizó un documental en el que pidió a dos célebres estafadores, Elmyr d´Ory (el más famoso falsificador de cuadros del momento) y Clifford Irving, el autor de las falsas memorias de Howard Hughes, que crearan un falso Picasso y la documentación que acreditara la procedencia del cuadro. El propósito era mostrárselo al pintor español y conseguir que este lo autentificara. Y lo lograron, haciendo creer al artista malagueño que el cuadro era realmente suyo. Lo que ocurre es que ni el Elmyr ni el Clifford que aparecen en el filme son los auténticos, sino dos dobles. Incluso Picasso es en realidad un actor. Curiosamente, lo único veraz en el filme es el cuadro, que si estaba realmente pintado por el artista andaluz. Lo dicho, una película que es un... Fraude.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal