lunes, 15 de junio de 2015

Ayahuasca y Creatividad, y Hegel

Ayahuasca y Creatividad

Benny Shanon, Ph.D.
Universidad hebrea, Sección de Psicología.

Traducción de Helmer Hernández Rosales



Articulo publicado en: MAPS V olumen X n u m b e r 3 Creantivity 2 0 0 0


Como se indicó en publicaciones anteriores (Shanon, 1997, 1998a, 1999) soy un psicólogo cognoscitivo que está estudiando la fenomenología de la experiencia con ayahuasca. Mi estudio esta basado en una extensa experiencia así como en entrevistas a un gran número de personas en lugares y contextos diferentes. En las publicaciones citadas el lector puede encontrar información básica sobre el ayahuasca y también acerca del programa de mi investigación; para una discusión teórica extensa, ver mi libro las Antípodas de la Mente: Trazando la fenomenología de la Experiencia de Ayahuasca.


Desde el punto de vista de la fenomenología, los efectos de ayahuasca son múltiples - ellos incluyen efectos alucinatorios en todas las modalidades perceptivas, visiones sicológicas, ideaciones intelectuales, elevaciones espirituales y experiencias místicas. Tal como argumento en el libro arriba citado, muchas de estas facetas pueden atribuirse a una creatividad incrementada. Esta caracterización también está en línea con la postura de Dan Merkur (1998) con respecto a las substancias sicotrópicas en general. Según Merkur, el único efecto de estas substancias es la inducción de una imaginación incrementada. Pienso que éste no es el único efecto de estas substancias, pero estoy de acuerdo en que es el fundamental.

Permítame empezar con los efectos visuales que el ayahuasca induce. Cuando es fuerte, éstos consisten en visiones majestuosas que son comparables a las películas cinematográficas de naturaleza fantasmagórica. Los usuarios amazónicos indígenas de ayahuasca creían que estas visiones revelaban otras realidades existentes de manera independiente; muchos bebedores modernos comparten estas creencias. Sin negar el carácter maravilloso y trascendental de las visiones, como investigador científico más bien yo preferiría dar cuenta de ellos en términos sicológicos y no ontológicos.


Al parecer, el ayahuasca pueden conducir a la mente humana hacia niveles de creatividad superiores a aquellos de la conciencia ordinaria. Comprendí esto en una visión en la que fui conducido a través de una exhibición que mostraba los trabajos de una cultura entera. La exhibición incluía hermosos objetos artísticos y artefactos que no se parecían en nada a aquellos que yo había visto alguna vez antes en mi vida. Lo más impresionante era que todos ellos se aglutinaban en un estilo coherente. Viéndolos, reflexioné: "Si todos esto es creado por mi mente, entonces la mente es de hecho más misteriosa que lo que cualquier psicólogo cognoscitivo ha previsto." Desde entonces esta reflexión me acompaña permanentemente: Si la propia mente produce las visiones con ayahuasca, entonces los poderes creativos de esta transcienden lo que los psicólogos normalmente hablan.


Tal como explico en Shanon (1998b), el ayahuasca también puede inducir ideaciones muy impresionantes. Es muy típico que los bebedores del ayahuasca digan que el brebaje los hace pensar más rápidamente y mejor- de hecho, los hace más inteligentes. Algunos de mis informantes reportaron la sensación de tener conocimiento acerca de todo; yo también tuve esa experiencia. Aunque, este sentimiento global no es objetivamente comprobable, mis datos revelan algunas ideaciones que son verdaderamente impresionantes. Sobre todo me permito mencionar las visiones filosóficas logradas por bebedores sin educación formal. Algunas de estas ideas parecen encontradas en trabajos clásicos como aquellos de Platón, Plotino, Spinoza y Hegel. Probablemente Las introspecciones mas significativas tendrán lugar en dominios en los que los bebedores tienen una competencia especial.


Personalmente, con ayahuasca tuve muchas introspecciones en relación con mi campo profesional de especialización y las que, siguiendo un análisis crítico, todavía sostengo. He oído lo mismo de otras personas. Es en ese sentido que yo interpretaría los testimonios habituales de los curanderos indígenas a quienes el ayahuasca revela el diagnóstico de sus pacientes y las instrucciones de cómo curarlos. La interpretación tradicional es que la información viene a través de la revelación sobrenatural. En base a mi acercamiento teórico general y a las comprobaciones que he dirigido empíricamente, yo diría más bien que lo que pasa es el resultado de introspección y una sensibilidad incrementada en un dominio en el que el chaman ya tiene conocimiento sustancial y una especialización.


Como enfatizo en mi libro, algunos efectos sobresalientes del ayahuasca pertenecen a performances evidentes. Performances impresionantes que yo mismo he presenciado incluyeron la ejecución de un instrumento musical, canto, danza, movimientos de tai chi y actuación. En éstos, los bebedores exhibieron agilidad técnica, delicadeza estética, exactitud y un coordinado control motor que excedió notablemente sus habilidades normales. Esta es una experiencia mía. Una vez durante una sesión privada de ayahuasca, en el frenesí del momento, decidí tocar el piano. Como aficionado, yo había tocado el piano desde la infancia. Solo he tocado música clásica, siempre con nota, nunca he improvisado y muy raramente lo he hecho frente a un público. Aquí, por primera vez en mi vida, empecé a improvisar. Toqué por más de una hora y la manera como lo hice era muy diferente de lo que yo había hecho alguna vez. La música era un flujo interminable y constituía una narración que iba siendo compuesta y ejecutada al mismo tiempo. Parecía que mis dedos sabían exactamente donde ir. Durante esta ejecución, mi capacidad técnica me asombró. Una persona que estaba conmigo quedó muy impresionada. Cuando la sesión acabó, fue como si hubiera tenido la lección de piano más maravillosa de mi vida. Desde entonces he estado improvisando, sin el ayahuasca. La calidad de esta ejecución no es igual aquella que logré estando bajo los efectos del ayahuasca, pero muestra algunos rasgos de mi ejecución del piano que nunca logré antes de esa sesión.

Permítanme concluir con una palabra de precaución. Me he encontrado muchas personas que creen que el ayahuasca les permitió hacer cosas sobre las cuales nada sabían. Por ejemplo, muchos informantes atestiguaron que escucharon a personas hablar en idiomas completamente desconocidos. He examinado este asunto y no he encontrado apoyo empírico para eso. En general, yo haría una fuerte advertencia en oposición a una visión simplista y reduccionista de los efectos del ayahuasca (y de las substancias sicoactivas en general). Yo no pienso que estos efectos sean el resultado directo de los efectos biológicamente determinados de las substancias químicas que actúan sobre el cerebro. Más bien, como lo sostengo y expreso en mi libro, lo que pasa en el curso de la embriaguez del ayahuasca es el producto de la conjunción de la sustancia y la persona que lo consume.

Una analogía que viene a mi mente es la del auto de carreras. Obviamente, sin el vehículo, el piloto no podría lograr la velocidad que alcanza; al mismo tiempo con el propósito de conducir el automóvil y obtener un buen desempeño de él, uno debe ser un piloto experimentado. Igualmente ocurre con el ayahuasca: Esta bebida puede dotar a los seres humanos de una energía creativa especial, pero depende del individuo en cuestión todo lo que se logre con esta energía.


Benny Shanon msshanon@mscc.huji.ac.il


Referencias


Merkur, D. 1998. The Ecstatic Imagination: Psychedelic Experiences and the Psychoanalysis of Self-Actualization. State University of New York Press. Shanon, B. 1997. "A cognitive-psychological study of ayahuasca," MAPS Bulletin 7: 13-15.


Shanon, B. 1998a. "Cognitive psychology and the study of Ayahuasca," Yearbook of Ethnomedicine and the Study of Consciousness 7 (in press). Edited by C. Rätsch & J. Baker. Berlin: VWB Verlag.

Shanon, B. 1998b. "Ideas and reflections associated with Ayahuasca visions," MAPS Bulletin 8: 18-21.


Shanon, B. 1999. "Ayahuasca visions: A comparative cognitive investigation," Yearbook for Ethnomedicine and the Study of Consciousness 8 (in press). Edited by C. Rätsch & J. Baker. Berlin: VWB Verlag

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal