miércoles, 26 de marzo de 2008


El acto de pensar tiene una base indudable: el hecho de que sentimos y pensamos. Y no es algo abstracto, es sentir colores, sabores... Lo que uno siente no es ni verdadero ni falso. Es previo. Lo verdadero y lo falso se producen cuando uno dice esto es rojo o esto me gusta. La expresión lingüística supone pasar a otro nivel.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal