lunes, 12 de mayo de 2008


Asombra, pues, la precisión con que describe los interiores de las casas de la época y, preguntado por ello, reveló que tiene un truco, ya que su padre era agente de seguros y él, de niño, le ayudaba a llevar documentos a las compañías, con lo que entró en 'casi todas las grandes mansiones de Barcelona'.

'Un niño de diez años es el espectador invisible', añadió, no sin aconsejar que vigilen al dejarlos entrar en sus casas porque los niños 'ven más de lo que parece'. Además de poder conocer de forma accidental las 'entrañas de la ciudad', Zafón siempre prestó atención a la 'fachada que proyecta cada cual' y se ha 'pateado' la ciudad, de la que le gusta acumular mapas y otros documentos.

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger benjamín bravo ha dicho...

arte de la memoria expresa el medio de atraer la influencia de las estrellas, identificarse con un poder y avanzar hacia lo divino para confundirse con él.

13 de mayo de 2008, 7:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal