domingo, 1 de febrero de 2009


El segundo aspecto a menudo descuidado de la vida de Bruno, se refiere al periodo de su exilio entre 1576 y 1591. Los suscintos, comunes relatos cuentan los acontecimientos desnudos de sus peregrinaciones a través de Europa, pero lo que no se dice es que sus vagabundeos parecen debidos, más que a la Inquisición, a su difícil personalidad. Apenas Bruno cobraba éxito por algún tiempo, encontrando protectores poderosos y comprensivos, invariablemente hacía algo para alejar sus simpatías o para ofenderlos, habitualmente poco después de haber entrado a su servicio. La Inquisición tuvo poco que ver con él: una vez abandonada Italia estuvo al seguro, fuera de su alcance. Esto fue particularmente verdadero durante el periodo transcurrido bajo la protección del Embajador de Francia en la Inglaterra protestante (1583 -85), durante el reinado de la reina Elisabeth I, y durante su peregrinaje por la Alemania protestante.

Un examen de sus movimientos durante este periodo de exilio muestra claramente que casi todas las desventuras se abatieron sobre él sin el concurso de la Inquisición. Ofendió a la Facultad de Oxford con sus conferencias, estuvo implicado en violentas disputas sobre cuestiones banales, y en general logró siempre alejarse la simpatía de aquellas personas que más podrían haberlo protegido. Sus acciones durante este periodo revelan la marca inconfundible de la locura, vale decir la incapacidad absoluta de actuar en su propio interés, hasta cuando tenía a disposición alternativas razonables. Su regreso final a Italia (que culminó un año después con su arresto en Venecia) puede haber sido motivado en parte por el hecho de que en 1591 había definitivamente quemado la mayor parte de los puentes tras de sí, y tenía ya poca elección. De todos modos, Bruno se arrojó solo a las llamas que tiñeron de rosa los cielos invernales de Campo de' Fiori el 17 de febrero de 1600.

Bruno era brillante, polémico, y en definitiva, autodestructivo.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal