sábado, 20 de febrero de 2010

Buzz: el primer gran traspié de Google


Tras vulnerar la privacidad de los más de 170 millones de usuarios del correo electrónico Gmail, la empresa debió realizar disculpas públicas y rediseñar su nueva red social. Pese a ello, en EE.UU. ya se presentó una queja a nivel federal por las deficiencias del sistema.

por Ricardo Acevedo Zalaquett - 20/02/2010 - 12:01
3Compartir

El tradicional ambiente de relajo en el que se desenvuelven los empleados de Google en los cuarteles centrales de Montain View, California, se quebró abruptamente el fin de semana pasado. Un equipo de emergencia, conformado por ejecutivos e ingenieros de la compañía, debió enclaustrarse para reescribir los códigos del que se suponía sería el nuevo servicio "estrella" del gigante de las búsquedas: la red social llamada Buzz.

Por primera vez un producto de Google era recibido no sólo con una avalancha de críticas, sino también con ira por miles de usuarios que vieron cómo su lista de contactos se hacía pública sin su consentimiento. Los creadores de Buzz no hallaron nada mejor que "facilitar" las cosas proporcionando de forma automática un "círculo de amigos", basándose para ello en las personas que con mayor frecuencia reciben los correos del sistema Gmail,  que hoy tiene más de 170 millones de usuarios. 
Claro, no consideraron que entre estas personas pueden haber clientes, conspicuos colegas, familiares indeseables, e, incluso, ex parejas furiosas con nuestra actual situación sentimental. En otras palabras, gente con la que un usuario no mantendría una relación muy cercana en la vida cotidiana o que, al menos, pensaría dos veces antes de agregarla como amigo en una red social.
Una gran "metida de pata", cuyas implicancias podrían valerle a Google no sólo la pérdida de confianza de muchos usuarios que comenzaron a cerrar sus cuentas de Gmail, sino también obligar a la compañía a redefinir el enfoque que hasta ahora ha utilizado para mantenerse como la "fuerza dominante en internet": las matemáticas y los algoritmos computacionales que se utilizan en las búsquedas.
Además, podría haber consecuencias legales, ya que el Centro de Privacidad de la Información Electrónica (Epic) presentó una queja ante la Comisión Federal de Comercio de EE.UU., argumentando que Buzz vulnera los derechos de los usuarios. "Esta es una violación significativa de las expectativas de privacidad de los consumidores. A Google no se le debería permitir lanzar la información personal de los usuarios en una red social que nunca pidieron", señaló Marc Rotenbergo, director ejecutivo de Epic.
PERSONAS VS. NÚMEROS
A diferencia de sitios como Facebook o Twitter, surgidos en la era de la llamada web 2.0, Google aparece a fines de los 90 como una eficiente herramienta que utiliza un conjunto de algoritmos matemáticos para determinar lo que es relevante al realizar un búsqueda en internet. Este enfoque ha permitido al buscador acaparar el 75% de las búsquedas en EE.UU. y las tres cuartas partes de la publicidad online hasta ahora.

Pero con el advenimiento de la era de las redes sociales las reglas del juego están cambiando: ahora son las redes de amigos la principal fuente de información para la mayoría de los internautas. Google no tomó en cuenta este aspecto al lanzar Buzz el 9 de febrero y cometió el error de  incluir una lista de seguidores precargada con el servicio. Sin duda que facilitaron las cosas, pero al parecer no pensaron mucho en cuál sería la reacción de los usuarios al ver que sus mensajes eran visibles para todos sus contactos, incluyendo a los "indeseados".
Al menos eso es lo que demuestran las disculpas que se apresuró a entregar el líder del equipo que desarrolló Buzz, Todd Jackson, quien reconoció la inexperiencia de la compañía y señaló que este su primer gran intento para entrar en el espacio de las redes sociales: "Sentimos mucho la inquietud que causamos y hemos trabajado duro para mejorar las cosas basados en la reacción de los usuarios", dijo Jackson. La pregunta es ¿por qué no buscaron ese feedback antes de lanzar el producto?
Muchos analistas creen que la equivocación obedece a la falta de experiencia del buscador en la arena de las redes sociales, ya que no ha cometido el mismo error al presentar otros servicios como Google Wave, al que se accedía de manera exclusiva mediante una invitación. Las prioridades que allí se aplicaron fueron distintas, considerando que se trataba de una herramienta de trabajo. 
Todavía más: Buzz ni siquiera fue testeado como parte del programa de Examinadores de Confianza de la compañía, sino que sólo fue experimentado de manera interna por la gente que trabaja en Google.
¿ACTO DELIBERADO?
El buscador recogió las quejas e implementó una serie de cambios, partiendo por deshabilitar la opción de "seguimiento" automática. Sin embargo, analistas y blogueros han señalado que el problema de base está en intentar unir dos esferas en apariencia incompatibles: la privacidad del email, con la ubicuidad que otorga una red social de carácter público. 

Pero no todos se tragan la tesis de la inexperiencia. Algunos analistas han especulado que una empresa como Google no podía ignorar la reacción que su nuevo sistema causaría y creen que fue un acto deliberado para probar los límites de la privacidad. Según este punto de vista, la evolución de las redes sociales llevará a un punto en el cual la mayoría de las personas no se preocupará demasiado por el tema de la privacidad.
El propio fundador de Facebook, Marck Zuckerberg, señaló hace poco que "la gente se siente cómoda no sólo compartiendo información de diversa índole, sino que quiere hacerlo cada vez con más gente y de manera más abierta". Así, las nuevas generaciones, especialmente las que nacieron al alero de internet, considerarán la falta de privacidad como "norma  social". 
Así todos sabrán lo que hace el resto, con quién se comunica o lo que compran. Sin duda este escenario sería un paraíso para el mercado de la publicidad online, aquella torta que todos los grandes actores de la web luchan por masticar.

CÓMO DESHABILITAR BUZZ


Usted puede eliminar la pestaña de Buzz de su cuenta Gmail, o bien eliminar por completo la polémica aplicación. Desactivar Buzz: Si elige la primera opción, puede desactivar Buzz desplazándose hasta el final de la página de bandeja de entrada de Gmail. Abajo del indicador que señala la capacidad de almacenamiento que ya se está usando, hay una alternativa que dice "Vista de Gmail". Se debe escoger desactivar Buzz. Ahora bien, este paso solamente elimina Buzz de la página de Gmail, mas no la aplicación.
Eliminar Buzz:
-Vaya a la página de Buzz desde Gmail.
-Presione la opción que dice "Sigues a X personas".
-Deje de seguirlos a todos.
-Luego, en la parte que señala cuántos seguidores tenemos, presionar y bloquearlos a todos.
-Otra opción es "configuración" al lado superior derecho de la página.
-Allí hay una pestaña de Buzz con la opción "Inhabilitar Google Buzz".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal