jueves, 4 de junio de 2015

con ayahuasca puedes ver el mundo como acciones que producen cosas, es decir de forma más realista.

Escohotado recurrió a su humor e ironía para lanzar un alegato a favor de las drogas al afirmar, entre otras cosas, que «las drogas hacen imposible mentir, tanto a uno mismo como a los demás. Te hacen decir todo lo que tienes en tu interior, por eso mucha gente no las quiere tomar, porque no quieren decir todo lo que piensan. Las drogas están para que el hombre sea más culto, honrado y que acepte lo infinita que es la realidad. Deben hacernos más controlados, conscientes y exigentes. Por eso pienso que el LSD es un antialucinógeno, alucinógenos son los programas de los partidos políticos», explicó el ensayista entre las carcajadas del público.
“Las cosas, el mundo, el universo, no están fabricados de sustancias materiales sino de energías en acción, en movimiento, en distancias, en diferentes densidades; estas sustancias permiten ver el mundo y a uno mismo de este dimensión energética y, por lo tanto, son más realistas, menos alucinógenas que las visiones reduccionistas y materialistas que ofrecen nuestros ojos”, explicó por su parte Jonathan Ott.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal