domingo, 19 de julio de 2015

Cuando yo tenía ocho años, yo me puse del lado de mi mamá. No quería ver a mi papá, no quería saber nada de él, y así muy bien no sé por qué.
Pero él me buscaba, y yo me escondía. Yo me encargaba de que supiera que no quería salir con él, ni saber nada de él, sólo para lastimarlo.
Y cuando lo hacía, sentía rabia contra mí misma en el interior

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal