domingo, 14 de octubre de 2018

¿Qué es el movimiento JOMO?

¿Qué es el movimiento JOMO?


 

Lo contrario al miedo de perderse planes


¿Qué es el movimiento JOMO?
Sin prisas, sin planes, esa es la alegría del movimiento JOMO (Viktor_Gladkov / Getty Images/iStockphoto)
Si eres de los que lo pasa mal solo de pensar que se está perdiendo un buen plan y sales de casa incluso cuando no te apetece por miedo a perderte algo bueno, quizás te interese saber más sobre JOMO, una nueva filosofía de vida que fomenta lo contrario: la alegría de perderse cosas.
JOMO nace por oposición a FOMO -miedo a perderse planes, en inglés Fear Of Missing Out- y propugna la alegría -joy- de perdérselos. Está enfocado a todos aquellos que creen que no deberíamos sentir la necesidad de apuntarnos a todo y sí encontrar placer en no cambiar nuestros planes originales por otros que parezcan más apetecibles o, simplemente, no hacerlos y disfrutar de nuestra propia compañía.

La alegría de perderse cosas

JOMO fomenta la idea de estar presente en cada momento de nuestras vidas para lograr la satisfacción. Algunos nacen con esta habilidad, pero la mayoría debemos aprenderla. Y es que, en el mundo de las nuevas tecnologías, la ansiedad de estar atentos a todo lo que ocurre a nuestro alrededor se ve incrementada.
A menudo sentimos la necesidad de conocer todos los planes, eventos sociales o actividades que proponen otros. De acuerdo con Marta Bermejo, psicóloga y directora técnica de Psicomaster, esto influye más en la gente joven debido a que hacen mayor uso de las redes sociales que las personas más adultas.
”Nos estamos acostumbrando a ver que lo “ideal” es tener una vida llena de planes que podamos exponer a los demás en las redes, porque solemos ver que otros es lo que hacen, viendo solo una parte sesgada de la realidad que no nos permite tener una visión real de cómo son las cosas” señala la psicóloga.
El hecho de no tener suficiente tiempo libre también influye, porque no podemos a hacer todo lo que nos gustaría y eso puede producir o incrementar la ansiedad. Así, la experta aconseja tener un tiempo libre estructurado y con planes de ocio, pero también dejar siempre un espacio para el descanso y la desconexión.
Para evitar la ansiedad y participar y disfrutar de esta original alegría de perderse planes, el movimiento JOMO nos anima a seguir tres pautas:

1. Vive el momento

Es muy probable que no lo estés haciendo si te preocupas constantemente por los planes que podrías estar perdiéndote. No disfrutar de lo que se está viviendo en cada momento no es sano, como no lo es comparar la propia vida con la del resto.
Vivir el presente es una de las claves para ser feliz, pero no es fácil, exige voluntad y entrenamiento por nuestra parte: “Aprender a disfrutar el momento es algo que nos cuesta porque solemos estar pensando en lo siguiente a realizar, en que el buen momento se acabará y vendrá la rutina. Para ello, es importante que hagamos por controlar nuestros pensamientos y practiquemos el concentrarnos en el aquí y ahora”, añade Laura Bermejo.

2. Desconecta

La mayoría encontramos dificultades para desconectar del trabajo, y las nuevas tecnologías no nos lo ponen fácil. Por eso se hace tan necesario que entendamos la importancia de desconectar y hagamos un esfuerzo al respecto, porque no hacerlo afecta directamente a nuestra salud y bienestar.
Se impone que nos esforcemos por desarrollar la capacidad de disfrutar, de relajarnos, de olvidar por un tiempo nuestras obligaciones y metas personales y seamos capaces de, sencillamente, descansar. Si no lo logramos, podemos recurrir a herramientas y técnicas que nos ayuden a tener más control sobre nuestros pensamientos conscientes y nuestras emociones.

3. Disfruta de la soledad

Aprender a estar solos y a disfrutar de ello mejora nuestra autoestima y la calidad del tiempo que pasamos con los demás. Cuando estamos solos, nos relajamos, cargamos las pilas y nos damos más oportunidades para reflexionar sobre nosotros mismos, lo que nos permite comprender nuestras emociones y desarrollar, a consecuencia, la capacidad de comprender las de los demás, es decir, la empatía.
Además, estar en soledad, sin hacer nada e incluso aburriéndose, es bueno: el aburrimiento es fundamental para el desarrollo de la creatividad y está muy relacionado con la imaginación porque propicia la creación de estímulos internos que pueden derivar en actividades creativas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal