domingo, 20 de abril de 2008

Bruno utiliza por tanto una magia demoníaca en la que invoca a los demonios por medio de imágenes, sellos, figuras y otros procedimientos esotéricos. Aunque también hay que decir que estos procedimientos de Bruno no están considerados para muchos autores como mágicos, sino que se trata de un excitante lenguaje oscuro inmerso en lo misterioso y hermético con el fin de conseguir atraer sobre él fuerzas espirituales capaces de liberar sus poderes innatos ¿Algo así como lo que realizaba Merlín? No cabe duda que en la magia de Bruno se aprecia esa influencia de los druidas, de los señores del bosque, de los rituales secretos y de las fuerzas ocultas que posee el ser humano y que sólo unos pocos son capaces de desarrollar.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal