martes, 2 de diciembre de 2008


Lo primero es asumir la propia responsabilidad: no importa quien es el culpable de que estés como estás, si no te gusta lo que consigues tienes que hacer TÚ algo distinto.

No valen las excusas ni los llantos porque no te permiten avanzar.

Si estás decidido a emprender la acción lo siguiente que tienes que hacer es definir el tipo de resultados que te interesan y te motivan.

Si no tienes algo muy claro por lo que luchar no harás los sacrificios necesarios.

Cuando hayas decidido cual es la situación que deseas lograr tienes que establecer un plan que te llevé ahí. Afortunadamente vivimos en la era de la información y hay personas que estaban como estás tu ahora y logaron salir de ahí.

Habla con ellas y estudia lo que hicieron.

Necesitas tener un mapa que indique los pasos que hay que seguir.

Luego tendrás que pagar el precio lo que seguramente pasará por ahorrar (fuera copas, desayunar en casa, cenar con los padres...) e incrementar tus ingresos.

Es sacrificado y duro, pero es la única manera que conozco de conseguir resultados nuevos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal