viernes, 27 de junio de 2008


Si nosotros nos vamos a enfrentar a una situación estresante, antes podemos prepararnos anclandonos a una emoción agradable, cerramos los ojos y visualizamos una situación muy placentera para nosotros y cuando nos sintamos en el punto de mayor relajación apretamos la mano izquierda fuertemente, uno o dos segundos, repetimos esto unas 7 veces, y luego al día siguiente al enfrentarnos a la situación estresante por ejemplo un discurso frente a muchas personas apretamos fuertemente el puño izquierdo, y sentiremos la relajación, que asociamos anteriormente.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal