viernes, 27 de junio de 2008


Tome un recuerdo, o una experiencia negativa, aléjela en su mente, y pásela como película hacia atrás, con esto recodificamos la experiencia para nuestro cerebro.


Tome un problema imagine que arruga ese problema, lo lanza al tacho de la basura, y le enciende fuego

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal