domingo, 19 de octubre de 2008

LAS GRANDES BIBLIOTECAS DEL MUNDO FUERON INICIADAS POR COLECCIONES PARTICULARES.

- Gracias a ello, se han conservado las obras de Aristóteles y Platón, Copérnico y Nebrija, Shakespeare y Cervantes. Obras que han modelado y conformado la humanidad. ¿Podemos concebir una ciudad sin bibliotecas? ¿Una Universidad sin libros? Las bibliotecas son la memoria colectiva, el archivo de nuestro pasado, que generación tras generación conservará, para que los hijos de nuestros hijos aprendan de estos libros, nuestras culturas, nuestra historia y nuestras tradiciones.

LOS CLUBES BIBLIÓFILOS ENCARGARON A JULIO VERNE SUS NOVELAS

Las selectas y añejas sociedades bibliográficas de París y Londres, desde los pasados siglos XVIII y XIX, reunieron en sus salones a los sabios y eruditos de su tiempo con el fin de saborear y disfrutar en sus cálidos salones de las joyas bibliográficas que aventureros viajeros, financiados por estos prestigiosos clubes, buscaban y adquirían por todo el mundo. Así lo describían en sus ambientadas novelas de forma magistral los escritores Stevenson y Julio Verne.

En las bien nutridas bibliotecas de estas catedrales de la bibliofilia, el Roxburg club de Londres, la Académie des Bibliophiles de París, o la Bibliophile Society de Boston, se proyectaron estos viajes alrededor del mundo, para conseguir codiciadas piezas, que más tarde reeditaban sus socios, y que hoy son verdaderos tesoros que alcanzan elevadas cifras en los mercados internacionales del libro.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal