lunes, 29 de septiembre de 2008


¿Quiere realizar una experiencia?


SIGA LAS INSTRUCCIONES

Relájese, respire tranquilo, despacio y pausadamente.
Visualice la siguiente escena. Preste atención y concéntrese en el contenido de las palabras.

Imagine que hoy es un día de mucho calor, está en la playa, hace horas que no ha bebido nada, su garganta está muy seca y sus labios están empezando a estar agrietados (siéntalo, vívalo, metase de lleno en el contenido de estas palabras).

Lo único que dispone para aplacar su sed es de un limón, un ácido y amarillento limón. Usted corta el limón en dos, toma la mitad, lo pone cerca de su boca y la abre al máximo esperando su jugo (visualícelo con absoluta claridad).

Presione fuertemente el limón y deje que las gotas chorreen hasta caer en su lengua y tragar el ácido sabor del limón.

¿Se le ha hecho la boca agua? ¿ha tragado mas saliva de lo normal? Estoy completamente seguro que si.

¿Es cierto que esta prueba determinada algún grado de sugestionabilidad?

Esta prueba es un reflejo de salivación, si somos hábiles con las sugestiones, la forma de decirlo y su tonalidad, entonces provocaremos un mejor resultado y esto a su vez hará que nuestro paciente sea mas sugestionable en próximas experiencias.

Etiquetas:


Es un texto muy ameno, nada técnico. En el relaciona la concesión de préstamos subprime en EEUU con la crisis a nivel mundial.

Los problemas de la globalización... ejem

Aqui os dejo el link para a los que les interese:

http://leopoldoabadia.blogspot.com/searc...

domingo, 28 de septiembre de 2008


DANIEL ESTULIN, PERIODISTA DE INVESTIGACIÓN


“Un gobierno mundial oculto nos acecha”

Es un periodista ruso que vive escondido y asegura tener documentos que demuestran la existencia de un complot mundial para someter a los individuos del planeta. Hasta Michael Moore sería, según él, parte de la conjura. ¿Un visionario? ¿Un paranoico? Fue entrevistado en un lugar secreto por el diario catalán "La Vanguardia".

Nacion Domingo

Víctor M. Amela

¿Qué es el club Bilderberg?

-Un selecto grupo formado por 130 personas poderosas de todo el mundo, que cada año se reúnen en secreto cuatro días seguidos.

-¿Para qué?

-Para esclavizarte.

-¿A mí?

-A todos los habitantes del planeta, con un gobierno mundial sin soberanías nacionales, sin banderas, con una moneda, una religión y un ejército único.

-No suena tan mal...

-Es el objetivo final de estos globalizadores. Facilitará un mundo de individuos esclavos, sin resortes para defenderse de un poder omnímodo y global. ¡Es más fácil dominar un mundo sin estados y desarmado!

-Pero, a cambio, habría una paz universal.

-Una paz fundada en la esclavitud y la dominación: una falsa paz. La ONU es una pieza de este juego: ¡los cascos azules son una herramienta más del Club Bilderberg!

-¿Prefiere usted un mundo con países a la greña y con dictadores locales incluidos?

-Lo que yo prefiero son países con democracia, soberanos y libres. Claro que a veces se generan conflictos y alguna guerra..., preferibles a la esclavitud global.

-Nos rebelaríamos: ¡no me veo de esclavo!

-¿No? Te pregunto cuántos millones debes a los bancos ahora mismo.

-Sí, pero mis deudas han sido voluntarias.

-Claro, claro... Crees tener una casa, un auto, cosas... No: ¡no tienes nada! De un día para otro te pueden subir los intereses y...

-Glup.

-Uno de los objetivos del Club Bilderberg es erradicar el dinero en efectivo. Porque eso facilita la dominación. Bastaría teclear en un computador para dejarte sin nada...

-¿No es usted un poco paranoico?

-No me creas: ¡investiga! Tengo miles de documentos que acreditan todo lo que digo.

-¿Y cómo los tiene, si dice que el Club Bilderberg se reúne en secreto?

-Cada año se reúnen en un lugar distinto, y yo hace trece que les sigo, les investigo y he logrado tener un contacto que me ha filtrado documentos, arriesgando su propia vida. Los Bilderberg ya intentaron eliminarme una vez, boicoteando un ascensor...

-¿Tanto les inquieta lo que usted diga?

-Ellos dicen que lo suyo es sólo una reunión privada de amigos..., pero despliegan grandes medidas de seguridad privada para alejar a la prensa: ¡les perjudica mucho que se filtren las charlas que allí mantienen!

-Quieren globalizarlo todo: ¡vaya secreto!

-En una de sus reuniones plantean que hacia el año 2050 sobrarán en el mundo unos tres mil millones de personas, a los que habría que eliminar con guerras y hambrunas...

-¿Quiénes son exactamente ellos?

-Presidentes de estados y de gobiernos, políticos y mandatarios de todos los partidos y países, presidentes de bancos (del BCE, del Banco Mundial, del FMI...) y de multinacionales, grandes empresarios...

-¿Quién lo organiza?

-En el núcleo duro hay dos familias: los Rockefeller y los Rothschild.

-¿Y dónde se han reunido este año?

-En el pueblecito de Rottach-Eger, en Baviera (Alemania), del 3 al 6 de mayo.

-¿Y de qué han hablado?

-Entre otras cosas, de la fecha de la invasión de Irán el próximo otoño. Porque cada gota de petróleo es asunto de vida o muerte. Ya han calculado que, en un par de años, el barril de crudo costará 200 dólares...

-No me asuste.

-No hay alternativa. Bueno, hay una: la energía nuclear. Pero no les interesa.

-¿Por qué?

-Un país con centrales nucleares e industrializado se convierte en un país autónomo, que compra menos energía, y no necesita pedir créditos y no acumula deuda..., ¡y entonces no pueden tener bien agarrado a ese país!

-¿Las centrales nucleares son garantía de independencia?

-Exacto, y los Bilderberg han logrado que tengan muy mala prensa, y lo han conseguido mediante Greenpeace, sobre todo.

-¿Greenpeace está también en esa conjura?

-¿Quién crees que financia esos barcos, esos despliegues? ¿Hordas de jovenzuelos? El objetivo es debilitar a todos los países, incluido Estados Unidos, para alcanzar esa aldea global. ¡Y por eso también les molesta que la gente disponga de armas propias! Y usan a Michael Moore para desacreditar a los patriotas norteamericanos armados.

-¿Habla de “Bowling for Columbine”?

-Sí: ¡Michael Moore es un globalista asqueroso más! Yo temo menos a un arma en manos de un ciudadano que a David Rockefeller, esa encarnación del mal, ese monstruo.

-¿Algún otro plan diabólico que conozca?

-Una tasa mundial sobre la gasolina: con la excusa de ayudar a los pobres, nos tragaremos ese impuesto global a todos los ciudadanos libres: ¡es sólo un paso globalizador más!

(The New York Times Syndicate)


El Club de Roma es una organización general coordinadora, una especie de matrimonio entre financistas angloamericanos y las familias que integran la ancestral Nobleza Negra europea, en particular la nobleza de Londres, Venecia y Génova. La clave para el dominio exitoso del mundo está en su capacidad para crear y dirigir atroces recesiones económicas y futuras depresiones financieras. El Club de los 300 aspira generar convulsiones sociales a escala planetaria, seguidas de depresiones, pues ve en ellas un medio de allanar el terreno para sucesos de mayor trascendencia, un método para ocasionar que ingentes masas de seres humanos de todo el orbe se conviertan en futuros beneficiarios de su sistema de beneficencia social.

Etiquetas:

modelo especulador-millonario


ambiciosos, arrogantes, atrevidos e ingeniosos

Periodista cultural

Gran redactor de contratapas y solapas, buen animador de foros, útil publicista de libros que sin él pasarían inadvertidos, se vuelve una especie peligrosa cuando domina por completo la cadena alimentaria de la literatura. De alguna forma, lo que llamamos posmodernidad es la llegada de esta especie más bien marginal hace cincuenta años al dominio completo de nuestra cultura. Damian Hirsh en la pintura es el símbolo mismo de ese golpe de Estado. Ni la universidad, dedicada a la gloria del transexual transcultural, se ha resistido al imperio de lo vistoso, al dominio de lo actual, de lo reportable.

Hoy, a nadie le parece entonces raro que los escritores se dediquen a recomendar discos, películas y restaurantes, como si ser escritor fuese sinónimo de tener buen gusto. Cuando escriben novelas, no pocos de mis colegas se fijan en qué centenario se está celebrando, qué escritor olvidado será recordado, qué cultura centroeuropea será revalorada cuando su libro salga de imprenta. No tienen la culpa, su subconsciente está recubierto ya de listas de top five, y actrices fetiches que reemplazan la intimidad real por una higiénicamente artificial. Sobre esa falsa intimidad, la de los coleccionistas nerd con un mal gusto muy fashion, se escriben la mayor parte de las novelas contemporáneas.

David Foster Wallace se mató este mes. Para felicidad de los periodistas culturales se ahorcó de un modo muy reporteable, justo cuando ellos empezaban a olvidarlo. Niño dorado de su generación, jugador de tenis, autor de una novela de mil páginas llena de notas al pie de página, defensor de las langostas, mago posmoderno, sarcástico crítico de su país, mártir de su generación, los periodistas culturales tienen mil cosas que decir sobre él. Nadie me dice, sin embargo, por qué debería leer sus libros.

Adorado, sobrevalorado, subvalorado, olvidado, antes de ser realmente él mismo, Foster Wallace encarnó todas y cada una de las fantasías de los periodistas culturales. Se mató porque estaba enfermo y frágil, pero quizás en el fondo mismo de su mente pensó que ése era el único modo en que pudieran leer sus libros sin llenarlos de adjetivos antes. Quizás pensó que lejos del apuro de los periodistas culturales podía llegar al limbo tranquilo de los escritores de notas necrológicas.


"La psicología del inversionista":

"La mayoría de los inversionistas y especuladores no profesionales son aversos a tomar pérdidas que muestran algunas de sus operaciones. Investigadores académicos estudiaron dicho fenómeno; que también se presenta en inversionistas profesionales y operadores de las bolsas de futuros; y lo llamaron aversión miopica a la pérdida. (Myopic Loss Aversion).

Generalmente un individuo no toma una pérdida en sus inversiones debido a que teme reconocer su error o estar equivocado en su opinión. El ego interfiere con su análisis y esta dispuesto a sufrir una pérdida financiera frente a un dolor emocional, que ocasionaría efectivizar la reducción en el valor de sus activos. El individuo empieza a racionalizar y buscar información que concuerde con su análisis, sin ser objetivo y preciso. En términos psicológicos, la persona estaría experimentando una disonancia cognitiva.

En muchos casos un inversionista sospecha o tiene, en su interior, certeza que su inversión no se recuperara, pero el momento de liquidar la operación y tomar la pérdida no puede hacerlo: teme aun más apretar el botón. Cuando las pérdidas son pequeñas es el momento de aceptar el error y continuar hacia delante. Generalmente cometemos el error de esperar, retrazamos la decisión con la esperanza de recuperar lo invertido. Sucede lo contrario, la pérdida crece y tomar la pérdida se hace más difícil aun.

Otro error muy ligado a este, es aumentar la posición con pérdida para reducir el costo promedio. En la mayoría de los casos el riesgo se incrementa y consiguientemente la herida financiera se hace más grande. Lo mejor es liquidar la posición cuando muestre signos de que cometimos un error. Es mejor perder la opinión, el ego y reconocer el error y salir de la inversión sin un daño mayor.

En muchos casos las pérdidas se las mantiene en el portafolio por mucho tiempo, hasta llegar a un punto en el que el dolor financiero no puede aguantarse más y se enfrenta al miedo, liquidando la inversión. Bajo semejante presión el inversor, es probable, que venda o recompre su posición corta en el peor de los momentos. Los académicos de la economía del comportamiento llaman a este fenómeno de retrazar las pérdidas, el efecto disposición, que también incluye el error de tomar ganancias muy pronto; la motivación sería el temor a perder las ganancias."

El blog se llama Finanzas Globales y les recomiendo visitarlo. Claro que dudo mucho que existan personas capaces de mantener la cabeza fria y dominar el ego como se recomienda, pero no está demás recordar por que uno tantas veces se equivoca.

juego de simulación de especulación financiera




IndustryPlayer (IndustryPlayer)





IndustryPlayer es un juego de simulación de negocios multi-jugador. Usted toma el rol de un hombre de negocios y construye compañías industriales en hasta 16 sectores industriales de la vida-real. En el nivel 1 usted inicia con 10 millones de dólares de capital inicial. Consultores virtuales le ayudan a tomar decisiones de inversión y haciendo que su negocio funcione. A través de 10 niveles de juego su capital inicial aumenta hasta 100 millones de dólares y el reto se vuelve más exigente.

Etiquetas:


La vigencia del esoterismo y la especulación irracional como fuentes del fenómeno nazi

Hitler y las seudociencias


Hace años descubrí un libro antiguo en una mesa de usados: La religión en la Alemania actual, de Raoul Patry, publicado en 1926. El autor, un diplomático francés, trazaba un panorama de la Alemania de Weimar, donde dedicaba un capítulo al “neopaganismo”. Hitler era aún “el fascista bávaro” y sólo aparecía en una nota al pie, junto a otros racistas.

El autor daba cuenta de rituales populares de adoración del fuego y de la proliferación de sociedades secretas. En 1923, había escuchado a un agitador “del grupo Hitler” proclamar que “para destruir el cristianismo que ha envenenado al espíritu alemán y sustituirlo por los dioses germánicos harán falta terribles combates. De los setenta millones de alemanes, sólo quedarán siete, pero ellos serán los amos del mundo”.

“La unión de la política y de la religión siempre tuvo efectos nefastos .comentaba Patry, ocho años antes de que Hitler llegara al poder.-, pero el ejemplo de Alemania nos enseña que de esa unión puede nacer un monstruo.”
El clarividente francés ya olía que detrás de los nazis había algo más que fascismo. Lo que se estaba construyendo era una seudorreligión, empeñada en falsificar la historia e imponer creencias delirantes.

El lado oscuro de la modernidad
A sesenta años de la invasión a Polonia, el fenómeno nazi sigue presentando aspectos enigmáticos. Toda su carrera cubrió tan sólo una docena años, pero fue capaz de precipitar una terrible guerra mundial y un engendro tan inconcebible como el Holocausto. Su siniestra alianza de tecnología avanzada, eficiencia burocrática e insania se destaca en la historia de la maldad humana.

Sin entrar en absurdas contabilidades acerca de quién asesinó más gente, el nazismo fue cualitativamente distinto al resto de los totalitarismos. Su irracionalidad era otra. Creó una ideología inédita que asumió todas las perversiones políticas de su tiempo, nutrida en las ocultas tradiciones gnósticas que convivían al costado de la modernidad, esta vez recicladas con componentes seudocientíficos.

Mixtificaciones

Las características satánicas del nazismo hicieron, desde el comienzo, que algunos calificaran a Hitler de “poseído” por un poder oculto.

Más tarde, a partir de los años sesenta, fueron los propios simpatizantes del esoterismo quienes impulsaron su interpretación en clave ocultista. “Satanizando” a Hitler –en sentido literal-. enturbiaron la cuestión, al convertir la Segunda Guerra Mundial en una lucha sobrenatural. Escribieron suculentos bestsellers, donde el lector nunca llegaba a entender si el autor realmente repudiaba al nazismo o bien se sentía atraído por sus poderes “mágicos”.

Los más famosos fueron Pauwels y Bergier, con El retorno de los brujos (1960), que mezclaba hechos inquietantes con especulaciones infundadas. El gran público se enteró allí del auge que bajo el nazismo habían tenido seudociencias, como la doctrina del Hielo Cósmico o la de la Tierra Hueca, pero quedó confundido con las especulaciones acerca de la “conexión tibetana” y las “jerarquías invisibles”. La información tampoco era novedosa, porque ya la había dado a conocer Martin Gardner en 1956, basándose en un artículo escrito por Willy Ley en 1947.

Luego vinieron Dietrich Bronder (Antes que Hitler llegara, 1964) que vinculaba a los nazis con Gurdjeff, y Michel-Jean Angebert (Los místicos del sol, 1971), que inventaba una supuesta iniciación de Hitler por un monje herético. Trevor Ravenscroft, en La lanza del destino (1972), no sólo mostraba a Hitler apoderándose de la lanza que había herido a Cristo, sino también ponía al general Patton tras la misma pista.

Digamos, de paso, que estos libros solían sostener que la svástica nazi está orientada hacia la izquierda, mientras que la tibetana (benéfica) gira en el sentido del reloj. Basta consultar cualquier buen libro de historia para ver que los nazis usaron cualquiera de las dos.

Los mitos de Madame Blavatsky

Helena Petrovna Blavatsky, la fundadora de la teosofía, escribió en 1888 La Doctrina Secreta. Contenía las revelaciones recibidas de sus ficticios maestros tibetanos, que contradecían toda la historia conocida.
Sin demasiado talento como novelista (de haberlo tenido hubiera escrito fantasías similares a las de Tolkien, Stapledon o Lovecraft) Mme. Blavatsky construyó una compleja cosmogonía.

La Tierra había sido habitada por diversas razas (¿especies?) fundamentales. Existían siete de ellas, cinco conocidas y dos futuras. Cada una se dividía en sub-razas y ramas.

Las dos primeras (los hiperbóreos) habían habitado el Artico y el norte del Asia. La tercera, compuesta de gigantes antropoides, vivió en el continente perdido de Lemuria hasta desaparecer, víctima de “la degeneración racial”. Sus sucesores fueron los Atlantes, dotados de”poderes psíquicos”. De los sobrevivientes de la Atlántida deriva la raza aria.

Teósofos posteriores aseguran que la sexta raza aparecerá en California, antes que América se hunda en el mar y la séptima emigrará al planeta Mercurio. Una pésima opción, si consideramos el clima caluroso.

Los libros de Blavatsky fueron traducidos al alemán y alimentaron el revival ocultista que se inició en Austria y en Alemania antes de 1910, para culminar después de la Primera Guerra Mundial. En esos años se produjo su peligrosa hibridación con el antisemitismo de Gobineau y el darwinismo social de Haeckel y sus continuadores.

Los ariosofistas austríacos

Gracias a los estudios de Goodrick-Clarke (Las raíces ocultistas del nazismo, 1985) sabemos hoy que el guión ideológico del nazismo había sido escrito veinte años antes de Hitler en algunos círculos ocultistas vieneses, especialmente por obra de dos personajes: Guido von List (18481919) y Jörg Lanz von Liebenfels (1874-1954).
Ambos repudiaban su formación religiosa (Lanz había sido monje cisterciense) y comenzaron su carrera con un sesgo esencialmente anticatólico, que rápidamente se hizo anticristiano y antisemita.

Von List asumía el esquema de Blavatsky (incluyendo Atlántida y Lemuria) pero se abocó a construir una seudohistoria germánica, basada en una tradición esotérica que supuestamente había sido reprimida por la Iglesia, los judíos y la modernidad.

El historiador romano Tácito había llamado “hermiones” a los chamanes germanos. En base a esta palabra, Von List inventó el “armanismo”, la gnosis de los primitivos arios, que dominaban el poder mágico de las runas y tenían por símbolo la esvástica. Esta última era un símbolo popularizado por los teósofos.

Los templarios, los rosacruces y Giordano Bruno habían sido “armanistas secretos”. Incluso la Cábala (¡!) era una creación germánica, usurpada por los judíos. De tal manera, Von List podía, con total desparpajo, calcar la jerarquía armanista sobre el árbol de las Sefiroth.

La Teozoología


Jörg Lanz había sido monje, discípulo del biblista Schlögl, cuyas obras antisemitas habían sido prohibidas por la Iglesia.

Lanz echó las bases de la seudociencia racista. En una lápida medieval, descubrió la imagen de un caballero acompañado por un simio y creyó encontrar figuras semejantes en el arte babilonio. De estas “pruebas” dedujo que junto al verdadero Hombre (el ario rubio que describían los darwinistas sociales) había existido una especie bestial, derivada de otra rama de la evolución, que era capaz de cruzarse con los humanos. De la mezcla de estos simios o pigmeos con los arios derivaban las razas inferiores: negros, mongoloides y “mediterranoides”.

Según Lanz, la Caída de Adán había consistido en un acto de bestialismo y el Génesis había sido escrito para prevenir a los arios (¡!) de ese peligro. En cuanto a Cristo, se llamaba Frauja, y había predicado el racismo, pero su mensaje había sido distorsionado por las razas degeneradas.

Actualmente, el mayor peligro lo constituían el feminismo (Lanz sentía aversión por las mujeres), el socialismo y la democracia. Para combatirlos, fundó la Orden de los Nuevos Templarios, con la esvástica por símbolo, y publicó la revista racista Ostara. Años más tarde, Lanz aseguraba que Hitler era uno de sus discípulos. Según Martin Gardner, su mito del origen bestial de las razas había sido incluido por Hitler en la primera edición de Mi lucha.

La visión de rayos X

La seudohistoria de Lanz también asumía todos los temas teosóficos. Junto a la Atlántida, Lemuria y el Año cósmico que anunciaba una Nueva Era entre 1920 y 2640, incorporó el tema del “tercer ojo”, que tomó de Bolsche, un divulgador científico de entonces.

Eran los tiempos de Roentgen, Curie, Marconi y Hertz. En esos años, no sólo se hablaba de los misteriosos rayos X, sino también de los N, que por error creía haber descubierto el francés Blondlot en 1903.

Lanz no tardó en incorporarlos. Sus arios primitivos poseían órganos sensoriales que les permitían emitir rayos N y recibir “señales eléctricas”. La degeneración racial había atrofiado esos órganos, reduciéndolos a la pituitaria y la glándula pineal. Pero anunciaba: “No pasará mucho tiempo antes que surja un nuevo sacerdocio en la tierra del electrón y el Santo Grial”.

Proyecto de genocidio

En 1905, treinta años antes del Holocausto, el delirante vienés proponía una siniestra política racial que al parecer inspiró a Himmler. La poligamia de las élites SS, las maternidades estatales para las madres arias solteras y la educación de las Mujeres Elegidas fueron ideas de Lanz puestas en práctica por Himmler.

Mucho más espantosas resultan sus propuestas de políticas a seguir no sólo con los judíos, sino con las “razas inferiores”: esterilización, esclavitud, uso como bestias de carga, deportación a Madagascar y hasta “incineración como sacrificio a Wotan”. El Holocausto judío era sólo el comienzo.

Los ariosofistas nazis


El nexo entre la Ariosofía y el nazismo fue Rudolf von Sebottendorf, un admirador de Von List y Lanz que vivió hasta 1945. En realidad se llamaba Adam Glauer, pero, al igual que sus maestros, se atribuía títulos de nobleza.
Sebottendorff fundó dos sectas racistas en Munich entre 1917 y 1919: la Sociedad Thule y la Orden Germánica. Ambas se identificaban por la esvástica y el “armanismo”, pero ponían el origen de la raza aria en otro continente perdido, en este caso la nórdica Thule.

No fue sólo un ideólogo. Participó en operaciones militares contra los espartaquistas en Munich, tras el asesinato de Eisner, junto con el cabo Hitler. Sebottendorf y Eckhart, de la Sociedad Thule, estuvieron entre los fundadores del NSDAP, el partido nazi.

También ariosofista fue el vienés Karl Maria Wiligut, llamado “el Rasputín de Himmler”. Wiligut, quien a partir de 1933 cambió de nombre y pasó a ser el Oberführer Weisthor, tuvo una ominosa presencia en los campos de exterminio y murió en 1946.

El fue quien diseñó el sello de la “SS calavera” e ideó para ella un ritual y una disciplina cuasi-monástica, inspirado en las órdenes guerreras medievales y las leyendas del Grial y la Mesa Redonda.

Weisthor también proyectó la creación del castillo de Wewelsburg, que debía ser algo así como el Vaticano de la SS, el polo mágico para la conquista del mundo. El proyecto era apoyado por Himmler (el más “místico” de los nazis), y ni siquiera Hitler se entusiasmaba con él. A pesar de queHitler había dicho que su religión era la de Parsifal, se cuenta que luego de presenciar un ritual SS y escuchar los coros opinó que como canción navideña seguía prefiriendo “Noche de paz”.

Weisthor también orientó los estudios “históricos” de la SS, destinados a reescribir toda la historia conocida, a fraguar pruebas arqueológicas del “armanismo” y a probar la superioridad aria mediante la “ciencia racial” de seudoantropólogos como Günther, Woltmann y Schermann.

La guerra de los astrólogos

La creencia en la alquimia, las runas o el péndulo radioestésico era común en los círculos de poder nazis. Es cierto que desde el poder el nazismo persiguió a teósofos, masones y astrólogos y hasta limitó la actividad de Lanz, de Thule y de los Nuevos Templarios, al parecer porque su intención era tener el monopolio de las fuerzas ocultas. Basta repasar lo ocurrido con los astrólogos.

La astrología, escasamente popular hasta la Primera Guerra Mundial, estuvo en auge durante el ascenso del nazismo. Los líderes nazis tenían astrólogos a su servicio.

Desde los comienzos de la carrera de Hitler se había dado gran difusión al horóscopo que le había hecho Elsbeth Ebertin en 1924, anunciando que “iba a ejercer el rol de Führer”. En realidad, Hitler se hacía llamar Führer desde 1921. Además, el horóscopo lo ponía bajo la influencia de Aries, por un error de fechas, y continuaba diciendo que “iba a sacrificarse a sí mismo por el bien de la Nación”(¡!). El último pronóstico auspicioso salió en 1933. En cuanto los vaticinios comenzaron a ser pesimistas, su publicación fue prohibida.

El más influyente de los astrólogos de Himmler fue el suizo Karl Krafft. Al parecer, sus cálculos llevaron a decidir la fecha del misterioso viaje de Hess a Inglaterra. Tras algunos fracasos, la Gestapo lo encarceló, pero fue liberado para trabajar en otro proyecto. Se trataba de fraguar interpretaciones de Nostradamus favorables al nazismo, mostrando que el “Hister” mencionado por el vidente francés era Hitler. En realidad, Hister era un antiguo nombre del Danubio.

Conocedores de este flanco débil del enemigo, los británicos contrataron al húngaro Louis de Wohl, que había huido de Alemania en 1935. De Wohl logró fraguar contraprofecías de Nostradamus y el espionaje aliado infiltró en Alemania una copiosa literatura astrológica que contenía profecías aciagas.

Educando al monstruo

Por supuesto, las fuentes esotéricas no son excluyentes para la comprensión del nazismo, pero integran una ecuación explosiva con los factores políticos y económicos. Siempre hubo multitud de sectas delirantes, pero casi nunca llegaron al poder.

Algunos libros recientes parecen reforzar la tesis de la culpabilidad colectiva del pueblo alemán, como si hubiese sido el único capaz de sucumbir a la irracionalidad. Teniendo en cuenta la tolerancia con que se dejó crecer al nazismo, estas explicaciones suenan hoy un tanto tendenciosas.

De hecho, los delirios que alimentaron al nazismo eran de variado origen: la teoría racista venía de un francés (Gobineau) y de un inglés (Chamberlain). La teosofía fue concebida en la India por una rusa y en esa misma época abundaban los racistas norteamericanos que “probaban” la inferioridad de los negros.

Por su parte, la teoría de la Tierra hueca había sido fundada por el norteamericano Symmes y la Cosmogonía Glacial de Horbiger (destinada asuplantar la “física judía” de Einstein) fue continuada por el inglés Hans Schindler Bellamy.

La manzana

Todo esto sólo tendría interés histórico, si no viviésemos en tiempos de la New Age, la nueva teosofía de fin de siglo. Atlántida, Lemuria, la Gran Pirámide, las runas y los “poderes mentales” están a la orden del día. Los banqueros apelan a la astrología y a los videntes para diseñar sus estrategias, y los jefes de Estado consultan el I Ching y a los mentalistas. Se combaten las encuestas con exorcismos y se entrenan cuadros gerenciales con disciplinas chamánicas.


No se trata de cargar todas las culpas en la teosofía, que pese a la deshonestidad de su fundadora formó a figuras valiosas como Gandhi y Krisnamurti (luego alejados de ella) y hasta al pintor Piet Mondrian, considerado un “artista degenerado” por los nazis. Sólo se trata de tener memoria.

La manzana del irracionalismo puede ser tentadora, en un mundo donde todo lo sólido se disuelve en el aire. Pero no hay que olvidar que a veces encierra algunos gusanos.


Etiquetas:



El Egregor formado por el poder de los ritos, de las ceremonias litúrgicas y de meditaciones llevadas a cabo regularmente por las distintas religiones, sociedades y escuelas esotéricas de entrenamiento espiritual del mundo determinan estados psíquicos con gran influencia que afectan el ambiente particular de tales comunidades y también sobre otras conciencias generando un fenómeno psicológico vivenciado como un despertar espiritual. Así, se aprecia una elevación o dignificación de la conciencia.

Etiquetas:

Jill Bolte Taylor, neuroanatomista, intelectual. Dra. de Harvard dedicada al estudio de enfermedades mentales. Jill Bolte Taylor un día amaneció con una embolia cerebral en donde tuvo la oportunidad de estudiar en carne propia los efectos de un derrame en la parte izquierda de su cerebro. Jill Bolte Taylor tuvo un golpe de realización cuando se dio cuenta que el Nirvana se percibe con el hemisferio derecho del cerebro y que siempre está presente para todos nosotros.










Strauss-Khan dice que para asegurar el futuro de la economía mundial "hace falta reformar". El plan destinado a salvar el sistema financiero estadounidense es "bienvenido, pero debe ser el primer acto de una acción política internacional".

"Los políticos inyectan dinero público para evitar que todo el edificio financiero se derrumbe, porque de eso depende la estabilidad de nuestras economías. Pero después hace falta reformar. Si no se impondrá la idea del pozo sin fondo, del Estado que socorre a directivos incompetentes y a especuladores codiciosos", asegura el responsable del FMI, para quien "el mercado no sana al mercado".

Strauss-Kahn reivindica el papel de reformador y controlador para la institución que dirige: "Actualmente nos enfrentamos a la anarquía financiera: la opacidad, la codicia, la irresponsabilidad de un sistema que se desarrolla sin relación con la economía real... Las finanzas deben ser controladas".

"La cuestión de las remuneraciones no es marginal: controlemos las ganancias de los financieros y controlaremos también las finanzas", concluye.

No todos han quedado en el suelo luego del huracán Subprime:
Los millones que ganaron en Nueva York
A pesar del manejo poco prolijo de los líderes de los principales bancos de EE.UU., que acentuó la crisis, éstos, en 2007, ganaron más de US$ 300 millones.

Por eso, no se requiere más regulación, sino mejor regulación, que asegure, por medio de analistas inde-pendientes, un adecuado cálculo de la rentabilidad y riesgo de los papeles, en conformidad con las caracterís-ticas que éstos tengan. De esa manera, no será necesario controlar la codicia de los agentes, las excesivas rentas de los ejecutivos, ni la inflada rentabilidad del sistema bancario -esto es, las precipitadas regulaciones propuestas por algunos-, sino que bastará una buena evaluación de los riesgos de las carteras, transparentemente informada. Eso hará que el valor de las carteras se ajuste por sus riesgos; que las rentabilidades resultantes sean las reales; que los bonos de los ejecutivos se calculen con esas verdaderas rentabilidades, y que la codicia, imposible de extirpar, esté acotada por la real capacidad de generar valor, y no por la quimera de ganancias en papeles derivados, cuya rentabilidad haya ignorado sus riesgos.

Así como internet y las empresas "punto com" no constituyeron una "nueva economía", sino meramente una "nueva" tecnología administrada por las motivaciones económicas de siempre, esta crisis no modifica la validez de los mercados ni de la globalización, sino tan sólo recuerda que, como siempre, es indispensable internalizar con instrumentos adecuados los riesgos que contengan las opciones financieras libremente construidas.


La codicia -el deseo sin fin de tener más- ha sido ampliamente detectada en la literatura. Aristóteles sugirió que si no teníamos un fin último (si no somos como el arquero que apunta a un blanco) estábamos condenados a un apetito insaciable y a una búsqueda ilimitada. Hegel, más de veintitantos siglos después, hizo un punto semejante al caracterizar al mercado. Como la sociedad moderna, dijo, no distingue entre necesidades reales y ficticias, entonces está condenada a multiplicarlas al infinito. "Por eso la necesidad no es producida por los que la poseen -declaró- sino por quienes buscan una ganancia con ella".

Si le creemos a Aristóteles y a Hegel (el primero debiera gustarle a los conservadores que piensan que en este valle de lágrimas estamos llamados a un único fin, motivo por el cual ellos moderan su consumo y no incurren en excesos) el control de la codicia supondría disciplinar los deseos de la gente (imponiendo un fin último o dictaminando cuáles necesidades son verdaderas y cuáles falsas): algo imposible de hacer sin sacrificio de la libertad.

¿No queda más que resignarse entonces? No, pero habría que distinguir. La codicia hace que la gente se deje engañar o engañe.

Para el primer caso -dejarse engañar por el deseo excesivo- el remedio es la información. Si la gente supiera que ciertas expectativas fracasarán con estrépito, entonces es probable que las abandone. En eso las clasificadoras de riesgo y las superintendencias tienen un papel que jugar. Para el segundo caso -para quien en vez de dejarse engañar, engaña- el castigo penal sigue siendo el mejor remedio: encarecer el negocio de engatusar hasta hacerlo poco rentable es lo más efectivo.

Pero hacer mucho más que eso no parece sensato. Si no hay engaño deliberado sino una escalada de expectativas, es mejor dejarlo así y distribuir entre todos los costos. A fin de cuentas, la creatividad también reposa sobre la ambición desmedida y la propensión al riesgo.

Hay que disponerse entonces a que una escalada de supuestos y de expectativas se vengan, de vez en cuando, abajo.

Después de todo las ilusiones -tejerlas es una de las manifestaciones de la libertad- también tienen su precio.


Jorge Lería, el ideólogo del Balthus, se lanza con nuevo proyecto internacional
Busca desarrollar sofisticados centros de salud en lugares exóticos en alianza con la austriaca Lanserhof. Para Balthus, dice que llegó la hora de la expansión regional: Lima, Buenos Aires y Bogotá están en carpeta, proyecto que será el foco del nuevo gerente corporativo.

No todos han quedado en el suelo luego del huracán Subprime:
Los millones que ganaron en Nueva York
A pesar del manejo poco prolijo de los líderes de los principales bancos de EE.UU., que acentuó la crisis, éstos, en 2007, ganaron más de US$ 300 millones.

Por Darío Zambra B. / La Nación Domingo

Cómo se desarmó el castillo de naipes de los especuladores de Wall Street

La caída de los señores de la codicia

Son ambiciosos, arrogantes, atrevidos e ingeniosos. Crearon las formas más rebuscadas para ganar dinero fácil y rápido apostando en el mercado financiero. Con esas operaciones amasaron grandes fortunas. Hasta que una burbuja que ellos inflaron se reventó. Y hoy observan cómo la fortaleza que construyeron por décadas cae frente a sus ojos.



John Paulson es un tipo listo. El gestor del fondo de inversiones Paulson & Co. fue uno de los pocos inversionistas que el año pasado logró capear los primeros efectos de la crisis subprime. Al revés, sacó provecho de las turbulencias y obtuvo ganancias por 3.700 millones de dólares. En el colapso bursátil de la semana pasada también vio una oportunidad para abultar aún más sus bolsillos y apostó a la caída de cuatro de los más grandes bancos británicos: HBOS, Lloyds TSB Group, Barclays y Royal Bank of Scotland. Sin embargo, la Autoridad de Servicios Financieros del Reino Unido descubrió las operaciones esta semana, develando que con éstas el broker ganó 1.400 millones de dólares.

Paulson es un especulador nato. Y en esta oportunidad utilizó uno de los métodos habituales de este tipo de inversionistas: previendo el desplome de las bolsas, pidió prestados los títulos de esos bancos a algunos accionistas a cambio de una comisión. Luego los vendió, esperó que siguieran cayendo, los recompró y los devolvió al propietario inicial. Sólo con esos movimientos ganó millones de dólares.

Este tipo de operaciones se conocen como "short sellings" o ventas cortas. Son las transacciones favoritas de los especuladores y unas de las que aceleraron el desplome de Wall Street, el epicentro de los mercados financieros. Pese a no ser los únicos, fueron sindicados por todos como uno de los principales responsables de la más grave crisis financiera desde 1929, y que mantiene en incertidumbre a las economías de todo el mundo.

De hecho, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, a los inversionistas eufemismo que utilizan en Chile para denominar a los especuladores los sentaron en el banquillo. La Presidenta Michelle Bachelet fue una de las más críticas: "La codicia y la irresponsabilidad de unos pocos, unidas a la desidia política de otros tantos, han arrastrado al mundo a una situación de gran incertidumbre. La crisis económica internacional es una derrota de los que creen que nada se puede hacer, de los que creen que nada se debe regular, o que la desigualdad no se puede remediar".

Eso es lo que hicieron durante décadas los brokers de Wall Street. Apostaron cifras descomunales, se arriesgaron y se beneficiaron con la nula regulación del mercado estadounidense. Así se movieron hasta la semana pasada, cuando el castillo de naipes que levantaron se desarmó con el fin de las entidades a través de las cuales se enriquecieron durante 75 años: los bancos de inversión.

El fin de la burbuja

Al igual que los pesos que se echó al bolsillo John Paulson, los montos que se mueven en el mercado de la especulación financiera son exorbitantes. Hasta antes del crash de la semana pasada, estas operaciones promediaban diariamente el billón 300 mil dólares. Lo más llamativo de todo es que estos flujos son sólo que no están relacionadas con lo que se conoce como "economía real". Es decir, en estas transacciones no hay compras ni ventas de maquinarias, tecnologías, equipos o infraestructura productiva. "Son sólo operaciones de papel que buscan tener una rentabilidad financiera", sintetiza el economista del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda) Hugo Fazio. Y un conocedor del mercado de capitales agrega que "el gran objetivo de los bancos de inversión es hacer dinero donde no lo hay".

Ese fue el mercado en el que operaron por más de siete décadas los bancos de inversión. Y ahí los especuladores se movían como pez en el agua. Su máxima es comprar barato para luego vender caro. Teodoro Wigodski, profesor del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, explica que su rol "es principalmente fijar precios en el mercado para identificar si hay compradores y vendedores". Y su fin último es obtener la mayor rentabilidad en el menor tiempo posible, siempre en beneficio propio. "Estos inversionistas quieren ganar más haciendo menos. Buscan hacer dinero fácil. Y las especulaciones sobre instrumentos derivados esencialmente apuestas a valores futuros les vinieron como anillo al dedo", sostiene Armen Kouyoumdjian, quien trabajó durante 14 años como analista de riesgo en un banco de inversiones europeo.

Pero esta vez sus apuestas fallaron. Los inversionistas estaban ciento por ciento seguros de que el sector inmobiliario de Estados Unidos seguiría creciendo tal como hizo en el último tiempo. Casi toda la población estaba comprando casas e incluso los sectores medios bajos tenían acceso a los créditos hipotecarios. A esos préstamos el mercado los denominó subprime. Entusiasmados con este robustecimiento, los especuladores se apasionaron y apostaron por el sector inmobiliario, tanto que los precios de las viviendas subieron al igual que las hipotecas, obligaciones que millones de deudores no pudieron pagar. Hasta que la burbuja inmobiliaria reventó.

"Cuando no recibes los flujos que estás esperando te conviertes en una entidad más riesgosa", explica un experto en mercado de capitales. Toda la cadena fue rebotando. Estos "activos tóxicos" como se denominó a los créditos impagos se fueron concentrando en algunas entidades, como Lehman Brothers. Los bancos de inversión tomaron estos activos y los vendieron a terceros. Pero cuando comenzó la cesación de pagos se encontraron con que tenían que pagar los bonos a los inversionistas que habían confiado su dinero en ellos, y a su vez se dieron cuenta de que no estaban recibiendo flujos.

Fue así como comenzaron a caer uno a uno los grandes bancos de inversión: en marzo, Bear Stearns fue comprado por JP Morgan; la semana pasada, Merrill Lynch quedó en manos del Bank of America; un día después, el 15 de septiembre, Lehman Brothers se acogió a la quiebra, y los dos últimos que quedaban, Goldman Sachs y Morgan Stanley, se convirtieron en bancos comerciales esta semana, dejando atrás su agresivo pasado en la banca de inversión. "El error estuvo en las apuestas riesgosas y no todo el mundo cometió esos errores. Pero como en todo el sistema había una interdependencia muy fuerte, el castillo de naipes se derrumbó. El reventón de la burbuja inmobiliaria sólo destapó las debilidades del sistema", asegura Kouyoumdjian.

A comienzos de esta década, otra burbuja advirtió sobre la fragilidad del sistema, pero los grandes inversionistas la olvidaron rápido: la de las empresas punto com, cuyos precios fueron inflados en exceso por los especuladores al momento de colocarlas en bolsa. "Ese es un ejemplo de cómo manejas cosas en forma ilógica. Un par de adolescentes creaba un sitio web y los bancos de inversión colocaban sus acciones a precios más altos que las empresas que tenían fábricas y maquinarias. Técnicamente eran buenos, pero no un modelo para ganar dinero. Esa fue otra advertencia de la codicia y la estupidez de los mercados", dice el mismo experto citado antes.

La casa de apuestas de los yuppies

Hoy en Estados Unidos la principal apuesta es que se aproxima una fuerte ola regulatoria. Así sucedió después del crack bursátil de 1929. Uno de sus efectos fue la creación de la Ley Glass-Steagall, la que, para evitar los movimientos especulativos, separó dos negocios que hasta ese momento iban de la mano: la banca comercial y la de inversión. Esa prohibición se levantó en 1999, lo que no hizo más que aumentar la agresiva competencia de la industria financiera. A eso se sumó la nula regulación y supervisión sobre los movimientos de los bancos de inversión, y la combinación demostró ser fatal. Los resultados están a la vista.

"En Estados Unidos se dieron todas las condiciones para que la naturaleza humana expresara su disposición a la ambición. Siempre que no se asegura la transparencia y no se establecen sistemas de supervisión preventivos, se generan las condiciones apropiadas para que las personas abusen de la situación en beneficio propio y de su posición privilegiada", dice Wigodski.

El contexto que más favoreció a los grandes inversionistas de Wall Street fue el de la desregulación. Estos grandes bancos, que hoy ya no existen, aprovecharon la falta de supervisión y estrujaron sus cerebros al máximo para crear instrumentos de inversión cada vez más sofisticados y complejos. De pronto empezaron a inventar unos instrumentos financieros que sólo sus propios creadores entendían. Pero con eso ganaban mucho dinero: habían encontrado la piedra mágica. Crearon, por ejemplo, futuros de tasas de interés, futuros de los índices bursátiles y un sinfín de opciones igual de complejas. Muchos instrumentos se basaban en cosas inexistentes. "Se asimilaba más a una casa de apuestas que a un banco de inversiones", cuenta Kouyoumdjian. Incluso, algunos trataron de encontrarle una base científica. "Dijeron: ‘Es una cosa especulativa, lo admitimos, pero trataremos de minimizar el riesgo’. Así empezaron a contratar matemáticos de muy alto nivel para construir modelos que aseguraban que no podían perder", agrega.

Kouyoumdjian conoció a muchos de ellos en la City de Londres, el centro financiero de la capital británica. Desde ahí presenció cómo, a mediados de los ochenta, surgían los especuladores más jóvenes los famosos yuppies , que poco después eran los niños mimados de las plazas financieras más importantes. "Se creían los dueños del mundo. Eran ambiciosos, atrevidos y arrogantes. La forma tradicional de ganar dinero era bien lenta: comprabas acciones y esperabas que subieran. Pero los yuppies dijeron: ‘Vamos a hacer dinero más rápido’", relata el experto.

Hernán Cortés, académico de la Universidad Adolfo Ibañez, explica: "Durante los últimos 15 años se sofisticaron aún más los instrumentos de inversión y se profundizó especialmente el de los futuros. Eso hasta el momento era desconocido". Fue así como el ingenio de los traders dio con instrumentos como los bonos securitizados, que profundizaron la debacle: papeles sobre papeles sobre papeles. "Lo riesgoso es que estos tipos pensaron que eran magos y eran capaces de hacer dinero donde no lo había. Esta crisis demostró que estaban equivocados", sostiene un analista financiero.

A juicio de Hugo Fazio, en tanto, "la especulación financiera tiene una lógica que no descansa en los factores económicos reales. Quienes especulan lo hacen porque quieren ganar mucho, y eso tiene una irracionalidad gigantesca, porque para eso crean una sensación que no descansa en la economía real, como es el caso de la burbuja inmobiliaria. Los precios que alcanza un producto con la especulación no tienen una explicación lógica".

Chile sin burbujas

Todos los expertos coinciden en un mismo punto: en Chile el mercado financiero nunca alcanzó la profundidad y la sofisticación que tiene en Estados Unidos. "Afortunadamente", agregan. Una de las diferencias es que aquí todos los bancos pertenecen a la categoría de comercial y están normados por la ley, considerada una de las más estrictas. "En Chile son muchísimo menos riesgosos, porque hay un rol activo de la superintendencia y altos niveles de autorregulación de los principales agentes institucionales: bancos, corredoras de bolsa, agencias de valores", asegura Wigodski.

Francisco Castañeda, académico de la Universidad de Santiago, agrega: "En el país no existen burbujas financieras propiamente tales, al estilo de Wall Street y de los ex bancos de inversión. De hecho, el valor de las propiedades no está absolutamente desalineado con la trayectoria de la economía, mientras que en algunas áreas de Estados Unidos y el Reino Unido las viviendas triplicaron su valor. Y el precio de las acciones locales no muestra ni evidencia reventones de burbujas".

El experto precisa que en Chile lo que sí existe son otros tipos de operaciones financieras que están sancionadas por la Superintendencia de Valores, como el uso de información privilegiada y la falta al deber de reserva. De hecho, en los últimos años se han registrado varios casos donde se han visto involucrados grandes inversionistas. "Hay ejecutivos y accionistas controladores, como sucedió en el caso de Lan con Sebastián Piñera, que compraron acciones antes de la publicación de los resultados financieros, sabiendo en forma asimétrica que éstos venían mejores que lo esperado en términos de flujo. Hechos como esos terminan afectando la confianza de los accionistas, las AFP y los inversionistas extranjeros", concluye. //LND


Las críticas de Andrade a las AFP

Casi de puntillas pasó la intervención del ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, en la inauguración de un centro de atención previsional integral en San Bernardo. El viernes, preocupado por la caída de los fondos de pensiones de los trabajadores chilenos a raíz de la crisis económica, el ministro cuestionó el cobro de las comisiones cuando la rentabilidad de los fondos cae. “Me cuesta un poco encontrar razonable que si la rentabilidad de esos fondos es negativa, por decisiones o por turbulencias, quienes administran mis fondos me obliguen, además, a pagar una comisión. Eso me parece un tanto inusual, raro, me provoca un cierto sinsabor. Creo que es algo que valdría la pena ver”.

Andrade no descartó que en las futuras licitaciones de carteras se estudie la posibilidad de establecer una comisión distinta cuando los ahorros renten en forma negativa. “Es una buena fórmula”, aseguró. “Y en estos momentos es súper oportuna la discusión respecto a la necesidad de ampliar el mercado de la industria y creo que una AFP pública hoy día es mucho más razonable y legítima que ayer”.


DATOS

1,3 billones de dólares movía diariamente el mercado de la especulación financiera antes del crash de la semana pasada.

60% del aumento en el precio del petróleo se debe a la especulación, según Goldman Sachs.

5 grandes bancos de inversión existían en Wall Street. Esta semana terminaron de desaparecer todos ellos.


Especuladores a la chilena

Jacobo Kravetz

En 2005, y mientras era gerente general de Schwager Energy, hizo uso de información privilegiada al vender sus acciones antes de que el mercado conociera el término de un contrato que la empresa tenía con Enap.

Sebastián Piñera

El candidato presidencial de RN compró acciones de Lan –aerolínea en la que es uno de los controladores– días antes de que se conocieran los resultados trimestrales de la empresa. Con esa operación, Piñera se hizo una pasada de más de 300 millones de pesos. El año pasado, la SVS lo multó por no respetar el deber de abstención.

Hans Eben

El último de los grandes escándalos financieros. El hombre clave en la frustrada fusión entre Falabella y D&S, y hasta agosto director de esta última empresa, fue sancionado por la misma razón que Piñera: falta al deber de reserva. La multa que le aplicó en julio la SVS bordeó los ocho millones de pesos.


¿Cómo explica que en Chile las AFP estén recomendando a sus afiliados que no se cambien del tipo de fondos en que están puestos sus ahorros?

Es una soberana tontería, por decir lo menos. Recomiendan no moverse porque son inversiones de largo plazo que luego se van a recuperar. Agregan que no importa perder ahora porque han venido ganando mucho. ¿Pero para qué perder millones si se pueden resguardar en la seguridad del fondo E mientras pasa la tormenta? ¡Es masoquismo puro! Me gustaría preguntar a quienes hacen esta recomendación dónde tienen sus propios fondos. No me extrañaría que la mayor parte de los directores y ejecutivos de AFP los tuvieran a buen recaudo en el E desde hace un año. Sería lo racional, por lo demás. La gente que está a salvo en el fondo E tiene un saldo más de seis veces el promedio general. Ello porque son personas de más edad, pero asimismo porque son los de mayores ingresos, que a la vez son los más informados y se han cambiado a tiempo. Hacerlo es una verdadera odisea, porque las AFP ponen toda suerte de obstáculos, respuestas grabadas, password y gabelas. Está bien que se protejan, pero parece muy injusto que al mismo tiempo se recomiende al resto hacer la pérdida.

sábado, 27 de septiembre de 2008

marketing evangelizador


Canal de TV, empresa social y el uso masivo de internet están entre sus armas:
El novedoso marketing evangélico para captar nuevos discípulos
Su influencia aumenta como la espuma. Según el último censo de 2002, mientras los católicos bajaban casi siete puntos comparados con el censo anterior, los evangélicos crecían casi tres puntos hasta llegar a 15,2%. Creativos como son, siguen inventando novedosas estrategias de marketing evangelizador. Las nuevas tecnologías, y también las antiguas, se han convertido en sus principales aliadas para captar aún más adeptos.

Etiquetas:

Cristóbal Jodorowsky: "El universo es un estado interior"

Ha rescatado técnicas chamánicas de todo el mundo, las ha depurado del folclore y las supersticiones locales, y ahora las aplica como terapia.

 Foto:  ANDREA BOSCH
Foto: ANDREA BOSCH
GASPAR HERNÁNDEZ

--¿Qué es el universo?
--Solamente es una idea. Nos han mostrado imágenes del universo, pero en el fondo nunca lo hemos visto. Solo son cálculos y especulaciones. En realidad, el universo es la totalidad de lo que yo llamaría expresión orgánica del espíritu.

--Muy bien. ¿Me lo puede traducir?
--Es permitirle a tu cerebro pensar en expansión. No imaginarse que uno está encerrado dentro de su coco, sino permitirse pensar en el más allá. Son dimensiones. Cuando uno cierra los ojos, está en el universo. El universo es un estado interior.

--¿Cómo puedo expandir mi conciencia?
--Con la imaginación. Primero estás encerrado en ti. Luego vas abriéndote, imaginándote que sales de tu mente y abarcas la sala donde te encuentras. Después piensas en todo el edificio y te das cuenta de que, cuando tu piensas, el edificio piensa. Luego te elevas por encima de Barcelona y todos los barceloneses pensáis juntos. Después abrazas con el pensamiento todo el planeta, incluso animales y plantas. Y las plantas piensan contigo.

--El chamán siempre trabaja con su imaginación...
--Él sabe que con la imaginación crea un tipo de energía. Como él, tú puedes hacer que todo el sistema solar esté implicado en tu pensamiento. Tú puedes expandirte a todo el universo. Y a los universos paralelos.

--¿Qué es un chamán?
--Un libre orquestador de su mundo interior. Sabe que su imaginación es energía en acción. Ha explorado sus cielos e infiernos, ha conocido la totalidad del tiempo y del espacio, ha desarrollado el pensamiento extrauniversal, sabe trabajar para que la dimensión del universo se exprese a través de él. Trabaja con la sincronicidad, lo que otros llaman milagros.

--Usted es psicochamán.
--Yo libero los conflictos psicológicos. Para mí, una enfermedad es la expresión de un conflicto psicológico no resuelto. Si hace falta, trabajo con toda la familia.

--Psicochamán como su padre, Alejandro Jodorowsky. Las relaciones con él no han sido fáciles...
--Durante muchos años culpé a mi familia de mis fracasos, de mi dolor, de mis angustias, pesadillas, crisis de pánico, cleptomanía, depresiones, etcétera. Poco a poco me fui dando cuenta de que nadie que no fuese yo era responsable del hecho de no encontrar el amor profundo en mí.

--Y ahora, ¿cómo está?
--Agradezco todo lo que me ha pasado, porque cada situación era la que necesitaba para convertirme en el ser útil al mundo en el que me estoy convirtiendo.

--O sea, que su pasado, visto retrospectivamente, ha sido bueno.
--No me gusta calificar las cosas de buenas o malas. Prefiero decir que me ha sido útil. Cada cual tiene que pasar su camino de dolor para comprenderse mejor.

--Hoy está usted enamorado de sí mismo.
--Sí. Hace poco tuve una crisis de enamoramiento. Pero fuera de todo ego. Estuve muy contento de haberme conocido, de pasear conmigo, de mi forma de mirar, de hablar, de sentirme. Me sentí orgulloso de mí mismo. Sentí amor, compasión y agradecimiento por el milagro de la vida.

--¿Algún truco para conseguirlo?
--Es un proceso. Ese enamoramiento de uno mismo viene cuando uno puede integrar no solo a su familia actual, sino a los antepasados. Es un gran amor. Cuando lo integras todo, toda la colectividad, te enamoras de ti mismo. En tanto excluyas algo de ti, por ejemplo, a tu padre, va a ser difícil. Ese alguien a quien excluyes es un banco de amor al cual no puedes acceder, una parte de ti. Lo tienes que integrar.

--Usted lo ha integrado hace poco.
--Yo nací en la misma fecha del año en que nació mi abuelo paterno. Y siempre tuve la sensación de no ser yo mismo, de cargar con la responsabilidad de los lazos afectivos que mi padre no había tenido en su infancia. Eso creó un conflicto.

--Que usted resolvió con un acto de psicochamanismo.
--Me mandé hacer un traje igual al de mi abuelo. Me hice maquillar por un maquillador de cine profesional. Fui a la casa de mi papá Alejandro y le dije: "Soy tu papá. Hiciste nacer a tu hijo el mismo día que yo para que él llenara tus faltas". Y entonces lo abracé, y lloramos mucho.

--¿Y cuál fue el final?
--Le dije, aún disfrazado de mi abuelo: "Ahora puedes liberar a tu hijo, Cristóbal, que está aquí debajo". Y poco a poco me fui quitando el traje, la máscara, hasta que quedé desnudo. Después le dije que me pintara, y que al pintarme me reconociera como un nuevo ser único. Mi padre se plegó a todas mis exigencias. Después fuimos a un restaurante a celebrarlo. Y gracias a eso, desde entonces gozamos de la vida.

Etiquetas:

lunes, 22 de septiembre de 2008

misdirection e interfaces


El concepto de eye-tracking hace referencia a un conjunto de tecnologías que permiten monitorizar y registrar la forma en la que una persona mira una determinada escena o imagen, en concreto en qué áreas fija su atención, durante cuánto tiempo y qué orden sigue en su exploración visual.

Las técnicas de eye-tracking tienen un gran potencial de aplicación en una amplia variedad de disciplinas y áreas de estudio, desde el marketing y la publicidad hasta la investigación médica o la psicolingüística, pasando por los estudios de usabilidad. En esta última clase de estudios, el objetivo es determinar la forma en la que el usuario explora visualmente la interfaz a través de la que interactúa con el sistema.

Aunque la tecnología de eye-tracking puede parecer reciente, como advierten Jacob y Karn (2003), el estudio del movimiento ocular tiene más de un siglo de historia, y su primera aplicación en el diseño ergonómico data de los años 50 (Fitts, Jones, Milton; 1950). La creciente atención que las técnicas de eye-tracking están recibiendo por parte de los profesionales y empresas del sector de la Experiencia de Usuario, probablemente está motivada por la proliferación de soluciones comerciales a precios relativamente asequibles (20.000-30.000€) y su considerable mejora técnica. Además, aunque con menor precisión, empiezan a surgir las primeras propuestas de bajo costo (Li, Babcock, Parkhurst; 2006).

En el contexto de la Interacción Persona-Ordenador (IPO), podemos diferenciar dos posibles vertientes de aplicación del eye-tracking:

  • Uso como dispositivo de entrada o interacción
  • Uso como herramienta para la evaluación objetiva de interfaces

Aunque la precisión del eye-tracking como dispositivo de entrada dista de la de otros, como el ratón o el teclado, puede tener numerosas aplicaciones prácticas, tales como su uso en entornos de realidad virtual o por usuarios con discapacidad motriz. Pero además, incluso en determinadas operaciones como la selección de objetos de la interfaz, la mirada puede resultar más rápida que la acción mediante el ratón, como demuestran Sibert y Jacob (2000).

En el uso del eye-tracking como herramienta de evaluación, la información extraída ya no requiere de un análisis y respuesta en tiempo real por el sistema, sino que es registrada mediante ficheros de log, para su posterior análisis e interpretación. El presente trabajo se centrará en esta segunda vertiente de aplicación, indagando en los problemas y ventajas que tiene esta tecnología en el contexto de los estudios de usabilidad.

Funcionamiento

Existe una gran variedad tecnológica de sistemas de eye-tracking, cada uno con sus propias ventajas e inconvenientes. Una de las técnicas más precisas implica el contacto físico con el ojo a través de un mecanismo basado en lentes de contacto, pero inevitablemente estos sistemas resultan muy incómodos para los participantes de la prueba (Jacob; 1995). La mayoría de sistemas actuales son mucho menos molestos, ya que se basan en el uso de cámaras (eye-trackers) que proyectan rayos infrarrojos hacia los ojos del participante, sin necesidad de contacto físico.

Entre los sistemas basados en eye-trackers existen dos grupos: aquellos que se colocan en la cabeza del participante (figura 1) y los que registran el movimiento ocular desde la distancia, normalmente ubicados y camuflados en el monitor (figura 2). Mientras que los primeros son adecuados para actividades en las que el participante debe tener total libertad para moverse — y poder mover la cabeza—, los segundos resultan mucho menos intrusivos (Goldberg, Wichansky; 2003), y por tanto generan menos ruido en procesos de evaluación.

Sonny de Armor Games
Este juego de Armor Games es una versión gráfica de los antiguos juegos basados en textos y conocidos como MUD. En esta historia el jugador puede elegir entre 4 clases, que representan a los guerreros, magos, clérigos y ladrones. Los registrados en el sitio puede ir guardando sus partidas, experiencia y objetos que van acumulando durante las aventuras.

Sonny

El sistema de juego es de turnos y con tiradas de dados al estilo de rol y las estadísticas básicas son fuerza, destreza, magia y sabiduría. El Jugador a medida que va ganando experiencia puede elegir cualidades, técnicas de magia o de armas y aumenta su poder de pelea.

Una verdadera mejora de los clásicos juegos de aventuras y rol. El juego esta disponible en la siguiente web: http://armorgames.com/play/505/sonny

La realidad aumentada llega a los celulares

"Estas tecnologías nos acercan a algo llamado realidad aumentada, donde los servicios permiten obtener metadatos de nuestro entorno y desplegarlos de forma visual".



Nokia es una empresa finlandesa bastante conocida por ser uno de los principales fabricantes de celulares. Pero hoy, la compañía -que partió fabricando pulpa para papel- se ha redefinido como gestor de servicios online, frente al tremendo campo que se abre gracias a la banda ancha móvil y que nos permite estar conectados a la red en cualquier lugar.

Durante una visita a los laboratorios de Nokia en Palo Alto (corazón de Silicon Valley), pude ver tecnologías actualmente en desarrollo, pero que en un futuro cercano estarán disponibles en nuestros teléfonos y cambiarán drásticamente cómo nos relacionamos con nuestro entorno.

En el departamento Visual Computing and User Interfaces (Computación Visual e Interfaces de Usuario) vi un servicio bastante interesante desarrollado en conjunto con la U. de Stanford, el cual permite obtener información del entorno a través de las fotos que se toman. Por ejemplo, al tomar una foto de un edificio del campus, el software de Nokia lo compara con una base de datos de imágenes del lugar y es capaz de distinguirlo y entregar una completa ficha de este. Imagínese recorriendo una ciudad desconocida usando este servicio, que pasa a reemplazar cualquier guía turística. Pero esto no es todo, ya que esta tecnología ofrece algo que va mucho más allá.

imateHoy, la gran mayoría de los teléfonos incorpora GPS, lo que nos permite obtener nuestra ubicación, ver mapas y obtener la ruta entre dos puntos, pero siempre sobre un mapa. Con esta nueva tecnología de Nokia, al tomarle una foto a un edificio no sólo obtenemos su información, sino que el sistema sabe dónde estamos parados. Y si queremos ir a otro lugar, en vez de marcar la ruta en un mapa, nos pone una flecha sobre la imagen e indica si ir a la izquierda o a la derecha. Y así, la persona camina, toma otra foto del entorno y el servicio sigue indicando la ruta a seguir: izquierda, dobla la esquina, etc. Toda una nueva manera de navegar por nuestro entorno.


Las fórmulas para despertar la Memoria , la Nostalgia y la Voz , hasta recuperar el Vril-Vraja , se encuentra en la Kabala Rúnica y Orfica de los mantras y sonidos . En esa bóveda subterránea , "musical" , de la Torre Norte , donde con mis calegas pronunciáramos mantras evocadores y sentencias consagradas , la resonancia acústica , sutil , se introducía por la piel , alcanzando la sangre y su vibración acerada , su música de más allá de las esferas , despertaban el Canto .

Porque arriba , en el centro de la bóveda , los antiguos mantras nórdicos , de la lengua rúnica , pronunciados por los magos , habían hecho que la Swastika comenzara a girar a tal velocidad que se abría allí un espacio , a través del cual , como pétalos caídos de un otoño del Sol de Oro , descendía un rayo de la Estrella de la Mañana , cruzando el Sol Negro , recién recreado .

Venía de muy lejos , de la Patria Nupcial , con la nostalgia del Rayo Verde . De golpe se abría el Tercer Ojo , transformándose en una Voz , al comienzo muy lejana , casi perdida en un Universo sólo entrevisto y soñado , para irrumpir como una orden , con el chasquido de sentencias muy cortas . La lengua del Árbol , del viento en la copa de los árboles .

Luego , en el piso inmediatamente más arriba , en la gran sala circular de doce columnas de mármol , de doce ventanas , en donde colgaba sobre el dintel de una puerta la enorme piedra , como un trozo de columna de Schastel Marveile , extraída de los montes , los doce guerreros , sentados a la Mesa Redonda y vestidos con túnicas de héroes , bebían en copas de piedra , con la doble Runa , de la Victoria , de los Nacidos Dos Veces , de los Caballeros de las Dos Espadas , de los combatientes de Dos Mundos , el Licor de la Vida Eterna , de la Sangre Azul : Soma , hidromiel , ambrosía , ahoma , amrita , Kâranavari - Agua Causal , Jnânâmrita , Agua de Sabiduría - . Era la ceremonia , con el licor de la Inmortalidad llenando hasta los bordes la Copa de Piedra Verde del Grial . La Sangre Real , el Sangreal .

No se podía correr el riesgo de dañar físicamente esos lugares para no alterar un equilibrio en el "estado crítico" alcanzado por algunas de sus rocas y en esa Piedra .

Arriba, en el más alto piso de la Torre Norte , aún no terminado , debería presidir un día el Rey del Gral , el Monarca-Guerrero-Sacerdote .

Más , para hacer esto posible , desde allá arriba , desde el Asiento número 13 , deberían descender sobre los guerreros de la Mesa Redonda las Runas . Porque únicamente el Hombre-Total , podrá librar tan definitivo combate ...