lunes, 29 de diciembre de 2008


Al fin y al cabo se hallan en la base de nuestro conocimiento científico. Por ejemplo, no son muy conocidos hechos como los que menciona Frances A. Yates en El arte de la memoria, a saber: como Leibniz se basó en el arte de la memoria de Giordano Bruno y otros pensadores herméticos para elaborar su cálculo infinitesimal. Este autor dice en su libro:

“Es fascinante observar cómo, entre las tendencias del nuevo siglo, el arte de la memoria sobrevive como factor de crecimiento del método científico.” El arte de la memoria viene de la tradición hermética, como el Tarot, que, en esencia, no es sino un arte popular de la memoria.

martes, 23 de diciembre de 2008

Publicidad online: Oportunidad que las empresas están perdiendo
Martes 23 de Diciembre de 2008
Fuente :La Segunda Online

Chile es uno de los países más digitalizados del mundo. Los usuarios aumentaron desde 670 mil en 1999 a 7 millones 300 mil el 2007. Una prueba de esto es que el último modelo Blackberry se lanzó en nuestro país antes que ninguno en el mundo, y que el mayor impacto de los Juegos Olímpicos fue en Internet: desde sus oficinas, colegios, casa y cibercafés los usuarios se conectaron durante todo el día para ver las competencias, sin comerciales y evitando a los comentaristas de TV.

En 2008 Chile casi ha duplicado su inversión en medios online, pasando de $ 6,778 millones de dólares en el primer semestre de 2007 a US$ 11,043 millones en igual período de este año, según datos de IAB Chile, Interactive Advertising Bureau.

Los especialistas sin embargo, la consideran bastante baja, y es que en el resto del mundo la inversión online ha dejado de ser el pariente pobre de los otros medios. Así, el año pasado en Estados Unidos superó a la publicidad en radio, con US$ 21,1 mil millones y una tasa de crecimiento del 25% frente al 0,2% de aumento de la inversión publicitaria total, según datos de Pricewaterhouse Coopers y TNS Media Intelligence respectivamente. Y, en Inglaterra se pronostica que superará a la inversión en TV en el 2009.

“Todavía en Chile estamos muy lejos de eso. Hay muchas y buenas intenciones, pero poca innovación; los presupuestos de marketing continúan muy orientados a la TV, prensa, y dentro de Internet a sitios que son la continuación de estos medios. Faltan empresas que apuesten por Internet como un canal mucho más integral y segmentado, que permite llegar de manera más precisa al cliente objetivo”, señala Mónica Retamal, gerente comercial de Kepler InterMedia Technology.

El diagnóstico es compartido por otros expertos, ya que a pesar de la alta penetración de Internet a nivel de usuarios, las empresas son tímidas al incorporar estas tecnologías. Con el boom de Facebook son varias las que han abierto su página pero la mayoría de las veces sin tener un objetivo y estrategia de fondo.

“Las empresas están muy atrás, no sólo en web 2.0 sino que en el uso de las TI en forma avanzada. Recién tienen un sitio para mostrar productos como un folleto, cuando ya deberían tener customer service online, catálogos, transacción online, etc. Hoy día puede ser un canal transaccional, de interacción con los clientes, que permite un ahorro en oficinas y sucursales, por ejemplo, indica Rodrigo Guaiquil, Gerente de Estrategia Online de BNAmericas.

Además agrega que “la mayoría de las web 2.0 son desarrollos hechos en USA. Aquí poco a poco se ha ido abriendo, no existe un ejemplo local muy exitoso de participación de la gente, la web 2.0 es la apropiación de las personas de Internet, ellas empiezan a generar contenidos, se apropian de las herramientas, crean plataformas nuevas, etc. En los países desarrollados muchas compañías utilizan Blogs como herramienta de comunicación estratégica en lugar de call centers, eso los obliga a responder las preguntas y quejas, empiezan a “dar la cara”, a preocuparse de tener a los clientes contentos y escuchar a aquellos que no lo están”.

Comunidades Virtuales

En Chile, los usuarios de Facebook crecieron 148% entre marzo y mayo. Y ya hay más de 2,5 millones de cuentas Facebook y casi 5 millones de Fotologs. Por esto, empresas y agencias están estudiando el fenómeno y tratando de incorporar los elementos de coordinación y relación que ofrece una red social.

El consultor de contenidos digitales, Juan Carlos Camus, afirma que "las comunidades tienen su eje en la colaboración. Desde siempre el boca a boca ha sido lo más potente porque viene de alguien a quien yo le creo, la web toma esto y lo amplifica. Un grupo de usuarios le recomienda algo a otros, o sólo por hacer una acción se genera esa recomendación”.

Las empresas deben generar la misma dinámica que las personas, conocerse, conversar y luego van surgiendo las recomendaciones. “Si la “conversación” es ‘compra esto porque es más barato’, voy a compararlo con las ofertas del mercado. En cambio, si me invita a cosas que para mi tengan valor, voy a tenerla en el top of mind cuando tenga que tomar decisiones sobre la materia", comenta Camus.

Y es que la web 2.0 ha generado un usuario participativo, que no quiere que le cuenten un cuento, sino que valora la honestidad, la sencillez, y exige espacios para participar. Un error frecuente es quienes realizan sus campañas online como una extensión de las en TV y medios tradicionales donde se busca llamar fuertemente la atención interfiriendo la navegación.

“Hay que abrirse, diversificarse y más que todo, atreverse. Porque puedes subirte en 5 años más, pero ahora está la ventaja de que es un medio relativamente nuevo y la competencia es menor. Y con la misma inversión se puede hacer una campaña mucho más transversal y segmentada, aprovechando la gran cantidad de información que Internet ofrece sobre la llegada de la campaña. Pero, como en todo, es necesario tener una estrategia y no seguir sólo una moda, preguntarse ¿me sirve Facebook para mi tipo de empresa o servicio?”, señala Mónica Retamal.

“El perfil del consumidor está cambiando y hay que entenderlo. El peligro de quedarse dormido en los laureles es súper alto, porque claramente tus posibles nuevos clientes van a estar comprando en otro lado”, concluye Juan Carlos Camus.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Michael Hudson

(Counterpunch - traducción Ricardo Timón para www.sinpermiso.info).- Anteanoche, el Tesoro de los EEUU y la Reserva Federal cambiaron radicalmente el carácter del capitalismo norteamericano. Se trata, ni más ni menos, que de un coup d'êtat a favor de la clase que Franklin Delano Roosevelt llamaba los "báncgsters". Es la mayor y más inequitativa transferencia de riqueza desde que se regalaron tierras a los barones de los ferrocarriles en la era de la Guerra Civil.

Nadie esperaba que el capitalismo industrial terminara de este modo. Es más, nadie se percató siquiera de que evolucionaba en esa dirección. Mucho me temo que esa ceguera no es inusual entre los futurólogos: la tendencia natural es pensar sobre la forma óptima de crecimiento y desarrollo de las economías. Pero siempre parece surgir un camino imprevisto, y entonces la sociedad se va por una tangente.

¡Qué dos semanas! El domingo 7 de septiembre el Tesoro tomó el control de los 5,3 billones de dólares expuestos a riesgo hipotecario de las compañías Fannie Mae y Freddie Mac, cuyos jefes habían sido ya destituidos por fraude contable. El lunes 15 de septiembre Lehman Brothers se declaró en bancarrota cuando posibles compradores de Wall Street no consiguieron hallar rastro alguno de realidad en su contabilidad financiera. El miércoles, la Reserva federal accedió a dar por buenas, a un coste de por lo menos 85 mil millones de dólares, las ganancias "aseguradas" que la AIG debía a los tahúres financieros que, a través del comercio de valores computerizado, apostaron por las hipotecas basura y contrataron seguros de cobertura con este grupo asegurador, el American International Group (cuyo jefe, Maurice Greenberg, ya había sido destituido hace unos pocos años por fraude contable). Pero es el viernes 19 de septiembre el que figurará en la historia de los EEUU como el momento de inflexión. La Casa Blanca comprometió al menos medio billón de dólares más en el empeño de reinflar los precios inmobiliarios a fin de sostener el valor de mercado de las hipotecas basura (que son hipotecas contratadas sin tener en cuenta la capacidad de los deudores para pagar y que, encima, sobrestiman el precio corriente de mercado del colateral que se ofrece como garantía de la deuda).

Esos miles de millones de dólares fueron sacrificados para mantener vivo un sueño: las ficciones contables puestas sobre el papel por compañías que habían ingresado en un mundo irreal fundado en una contabilidad falsaria que prácticamente todo el mundo financiero sabía tramposa. Pero todos jugaban con la compraventa de hipoteca basura empaquetada porque aquí es donde se ganaba dinero. Incluso luego del colapso de los mercados, varios gestores ejecutivos de fondos de inversión que mantenían la lucidez fueron duramente criticados por no embarcarse en el juego mientras funcionara. Yo tengo amigos en Wall Street que fueron despedidos por no lograr igualar los retornos que estaban consiguiendo sus colegas. Y los mayores retornos se conseguían comerciando con los activos financieros más grandes de la economía: la deuda hipotecaria. Sólo las hipotecas empaquetadas poseídas o garantizadas por Fannie y Freddie excedían ya el volumen de toda la deuda nacional de los EEUU, que es el déficit acumulado por el Estado norteamericano ¡desde los días en que la nación ganó la guerra revolucionaria de independencia!
Eso da una idea de las enormes dimensiones del rescate, así como de las prioridades del Estado (o, al menos, de los republicanos en el gobierno). En vez de despertar la economía a la realidad, el gobierno ha empeñado todos sus recursos en la promoción del irreal sueño, según el cual las deudas pueden ser satisfechas: si no por los propios deudores, por el gobierno (o los "contribuyentes", como se dice eufemísticamente).

Anteanoche, el Tesoro de los EEUU y la Reserva Federal cambiaron radicalmente el carácter del capitalismo norteamericano. Se trata, ni más ni menos, que de un coup d'êtat a favor de la clase que Franklin Delano Roosevelt llamaba los "báncgsters". Lo que ha pasado en las dos últimas semanas amenaza con alterar el curso del siglo que ahora rompe, y de alterarlo de manera irreversible si se salen con la suya. Pues de lo que se trata es de la mayor y más inequitativa transferencia de riqueza desde que se regalaron tierras a los barones de los ferrocarriles en la era de la Guerra Civil.

Aun así, hay pocos indicios de que eso llegue siquiera a poner fin a los tambores y trompetas de libre mercado de los insiders financieros que han logrado destruir el control público por la vía de colocar en las principales agencias reguladores a reconocidos antirreguladores, generando así el caos que, según dice ahora el secretario del Tesoro Henry Paulson, amenaza los depósitos bancarios y los puestos de trabajo de todos los noteamericanos. A lo que realmente amenaza, claro está, es a los mayores contribuidores financieros a la campaña electoral de los republicanos (y para ser justos, también a los mayores contribuidores a las campañas de los candidatos demócratas a puestos clave en los comités de finanzas del Congreso.)

Una clase cleptocrática ha tomado el control de la economía, a fin de reemplazar el capitalismo industrial. El término acuñado en su día por Roosevelt -"báncgters"- lo dice todo en una palabra. La economía ha sido asaltada y capturada por una potencia foránea. No por los sospechosos habituales: no por el socialismo, no por los trabajadores, no por el "Estado sobredimensionado", no por los monopolistas industriales; ni siquiera por las grandes familias de banqueros. Desde luego, no por la francmasonería o por los illuminati. (Sería maravilloso que de verdad existiera algún grupo que hubiera estado actuando en la sombra, con siglos de sabiduría acumulada: así, al menos, alguien tendría un plan.) Lo que ha ocurrido es que los báncgsters se han aliado con una potencia foránea: no con los comunistas, no con los rusos, los asiáticos o los árabes; ni siquiera son humanos. El grupo en cuestión es un vástago de las máquinas. Puede sonar a película de Terminator, pero lo cierto es que las máquinas computerizadas han llegado a hacerse con el control del mundo, o al menos, del mundo de la Casa Blanca.

He aquí cómo lo lograron. A.I.G. subscribió pólizas de seguros de todo tipo solicitados por la gente y por el mundo de los negocios: seguros de vivienda y de propiedad, seguros agropecuarios, incluso seguros para cubrir el arrendamiento aeronáutico. Ese rentabilísimo negocio no fue el problema. (Por eso mismo, será con toda probabilidad saldado para poder pagar las apuestas fallidas de la compañía.) La caída de A.I.G. vino de los 450 mil millones de dólares -casi medio billón- que le quedaron colgados al asegurar garantías a fondos hedge de libre inversión. En otras palabras: si dos partes jugaban un juego de suma cero, apostando la una contra la otra por la subida o la bajada del dólar frente a la libra esterlina o el euro, o si aseguraban una cartera hipotecaria o hipotecas basura para tener garantías de que se cobrarían, entonces pagaban una minúscula comisión a A.I.G. por una póliza que prometía pagar si, pongamos por caso, el mercado hipotecario norteamericano de 11 billones de dólares llegaba a "tropezar", o si los perdedores que habían colocado billones de dólares en apuestas a derivados del mercado internacional de divisas o a derivados financieros de acciones u obligaciones terminaban en una situación parecida a la que se hallan muchos patronos de las Vegas, esto es, incapaces de cubrir sus deudas en efectivo.

A.I.G. cosechó miles de millones de dólares con esas pólizas. Y gracias al hecho de que las compañías aseguradoras son un paraíso friedmaniano -no regulado por la Reserva Federal, ni por ninguna otra agencia de alcance nacional, y por lo tanto, capaces de acceder a la proverbial barra libre sin supervisión pública-, la suscripción de esas pólizas se hacía por la vía del listado informático, y la compañía cosechaba enormes cantidades de honorarios y comisiones sin apenas poner capital de su parte. A eso es a lo que se llama "autorregulación". Y así es como se supone que funciona la mano invisible del mercado.
Ello es que, inevitablemente, algunas instituciones financieras que se habían jugado miles de millones de dólares -normalmente, y para ser precisos, apostando mil millones de dólares en el curso de unos pocos minutos- no estaban en condiciones de pagar. Esos juegos se desarrollaban en microsegundos, como fogonazos en pantalla, prácticamente sin interferencia humana. En este sentido, no es tan distinto de los alienígenas haciéndose con el control. Pero en este caso se trata de máquinas tipo robot: de aquí la analogía que tracé con los Terminators.

Su repentino acceso al poder es tan imprevisible como una invasión procedente de Marte. La analogía que más se acerca es la invasión de los Chicos de Chicago, del Banco Mundial y de U.S.A.I.D. (Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional, por sus siglas en inglés) en Rusia y otras economías postsoviéticas luego de la disolución de la URSS, urgiendo privatizaciones de libre mercado a fin de crear cleptocracias nacionales. Para los estadounidenses debería constituir un signo de alerta el que esos clepócratas se hayan convertido en las fortunas fundadoras de sus respectivos países. Deberíamos tener presente la observación de Aristóteles, según la cual la democracia es el estadio inmediatamente anterior a la oligarquía.
Las máquinas financieras que desarrollaron el comercio que terminó en la quiebra de A.I.G. estaban programadas por ejecutivos financieros para actuar con la velocidad de la luz en operaciones de comercio electrónico que a menudo no duraban sino unos cuantos segundos, y eso, millones de veces al día. Sólo una máquina podría calcular la distribución de probabildades matemáticas a partir de la observación de ínfimas variaciones, arriba y abajo, de tasas de interés, tasas de cambio y precios de acciones y obligaciones... y precios de hipotecas empaquetadas. Y estos últimos paquetes, cada vez más, cobraron la forma de hipotecas basura, pretendidamente deudas pagables pero, en realidad, cáscara huera.
En particular, las máquinas empleadas por los fondos hedge han dado un nuevo significado al capitalismo de casino. Hace mucho que se aplicaba a los especuladores que jugaban en el mercado de valores. Consistía en hacer apuestas cruzadas, perder algo y ganar algo,... y en dejar que el Estado rescatara a los no pagadores. El giro observable en la turbulencia de las dos últimas semanas es que los ganadores no pueden recoger las ganancias de sus apuestas, a menos que el gobierno pague las deudas contraídas por los perdedores, incapaces de satisfacerlas con su propio dinero.

Uno habría pensado que todo eso requiere algún grado de control por parte del Estado, que probablemente este tipo de actividad no debería haberse autorizado jamás. De hecho, nunca fue autorizada, y por lo mismo, tampoco regulada. Pero parecía haber una buena razón para ello: los inversores de los fondos de cobertura, o hedge, habían firmado un papel diciendo que eran lo bastante ricos como para permitirse perder su dinero en este juego financiero. A los papás y mamás comunes y corrientes no les estaba permitido participar. A pesar del alto rendimiento generado por millones de minúsculas operaciones comerciales, se consideraban demasiado arriesgadas para principiantes carentes de fondos fiables para entrar en el juego.


Un fondo hedge, o fondo de cobertura o de inversión libre, no gana dinero produciendo bienes y servicios. No avanza fondos para comprar activos reales, ni siquiera presta dinero. Lo que hace es tomar prestadas enormes sumas para apalancar sus apuestas con crédito prácticamente ilimitado. Sus ejecutivos no son ingenieros industriales, sino matemáticos que programan computadoras para hacer apuestas cruzadas o straddles sobre cómo se comportarán las tasas de interés, las tasas de cambio de divisas o los precios de las acciones y las obligaciones... o los precios de las hipotecas empaquetadas por los bancos. Los préstamos empaquetados pueden tener contenido o ser basura. No importa. Lo único que importa es ganar dinero en un mercado en el que el grueso de las operaciones comerciales dura apenas unos segundos. Lo que genera ganancias es la fibrilación de los precios, la volatilidad.
Este tipo de transacciones puede hacer fortunas, pero no es la "creación de riqueza" que mucha gente se imagina. Antes de la fórmula matemática de Black-Scholes para calcular el valor de las apuestas de estos fondos de inversión libre, este tipo de juego con opciones de compra y opciones de venta resultaba demasiado costoso como para dar mucho beneficio a nadie, salvo a las empresas de intermediación financiera. Pero la combinación de unas potentes computadoras con la "innovación" representada por un crédito prácticamente ilimitado y el libre acceso a las tablas del juego financiero ha hecho posible un frenético maniobreo de ir y venir.
Pues bien, ¿por qué el Tesoro consideró ineludible entrar en todo esto? ¿Por qué había que salvar a esos tahúres, si tenían dinero bastante para perder sin tener que convertirse en salas hospitalarias necesitadas de asistencia pública? El comercio de los fondos hedge de cobertura e inversión libre estaba limitado a los muy ricos, a los bancos de inversión y a otros inversores institucionales. Pero una de las maneras más fáciles de ganar dinero llegó a ser el prestar fondos con intereses que la gente tenía que devolver con lo que sacaba de sus operaciones comerciales computerizadas. Y casi simultáneamente con la operación, ese dinero se pagaba en forma de comisiones, remuneraciones y bonos anuales que traían a la memoria los EEUU de la Era de la Codicia en los años que precedieron a la I Guerra Mundial, antes de que se introdujera el impuesto sobre la renta en 1913. Lo notable en todo este dinero era que sus destinatarios ni siquiera tenían que pagar por él un impuesto sobre la renta normal. El gobierno lo llamó "ganancias de capital", lo que significaba que el dinero se gravaba fiscalmente con sólo una fracción de la tasa con la que se gravaban fiscalmente los ingresos.
Con la pretensión, huelga decirlo, de que todo ese frenético comercio crea "capital" real. Desde luego no lo hace en el sentido que tenía el concepto de capital en la economía clásica del siglo XIX. El término ha sido divorciado de las nociones de producción de bienes y servicios, contratación de trabajo asalariado o innovación financiera. Tan "capital" es ahora eso como el derecho a organizar una lotería y recoger las ganancias resultantes de las esperanzas de los perdedores. Pero, entonces, los casinos de Las Vegas y de los garitos ribereños se han convertido en una pujante "industria del crecimiento", enlodando el lenguaje del capital, del crecimiento y de la propia riqueza.
Para cerrar las mesas de juego y saldar deudas, los perdedores tienen que ser rescatados: Fannie Mae, Freddie Mac, A.I.G., ¿y quién sabe cuál será el siguiente? Es la única manera de resolver el siguiente problema que se les presenta a unas compañías que han pagado ya a sus ejecutivos y a sus accionistas, en vez de haber puesto esas sumas en reserva: cómo recoger sus ganancias ante unos deudores insolventes y unas aseguradoras en quiebra. Éstos, los perdedores, también han pagado a sus ejecutivos financieros y a sus colaboradores internos (junto con las oportunas contribuciones patrióticas a los candidatos políticos en los puestos clave de las comisiones del Congreso encargadas de decidir la estructuración financiera de la nación).
Porque eso ha de orquestarse por adelantado. Es necesario comprar políticos y ofrecerles una coartada plausible (o al menos, un conjunto bien armado de eufemismos a prueba de encuesta de opinión pública) para poder explicar a los votantes por qué era de interés público rescatar a los tahúres. Se precisa de buena retórica para explicar por qué el gobierno tenía que dejarles entrar en un casino, dejar que se quedaran con todas sus ganancias y, finalmente, usar fondos públicos para subvenir a las pérdidas de sus contrapartes.
Lo que ocurrió los pasados 18 y 19 de septiembre llevó años de preparación, tapados por una falsaria ideología excogitada por think tanks de relaciones públicas y emitida ahora, en condiciones de emergencia, a un Congreso -y a un votante- presa del pánico, justo antes de la elección presidencial. Se diría que ésta era la sorpresa electoral que nos deparaba septiembre. En unas bien escenificadas condiciones de crisis, el presidente Bush y el secretario del Tesoro Paulson llaman ahora al país a una guerra contra los propietarios de vivienda en quiebra técnica. Se dice que esa es la única esperanza para "salvar al sistema". (¿Qué sistema? No el capitalismo industrial, ni siquiera el sistema bancario tal como lo conocemos.) La mayor transformación del sistema financiero norteamericano desde la Gran Depresión ha acontecido, comprimida, en dos semanas: empezando con la duplicación de la deuda nacional norteamericana cuando el pasado 7 de septiembre se procedió a la nacionalización de Fannie Mae y Fredie Mac. (El corrector ortográfico de mi computador no me consiente la utilización del eufemismo "conservadurízación" aplicado por el señor Pualson para referirse al rescate de los "fraudgsters" de Fannie Mae y Freddie Mac.)

La teoría económica solía explicar que los beneficios y el interés eran la remuneración del riesgo calculado. Pero en nuestros días el nombre del juego es ganancias de capital y apuestas computerizadas sobre la dirección de las tasas de interés, de las monedas extranjeras y de los precios de las acciones, y cuando las apuestas salen mal, los rescates son la remuneración económica calculada de quienes han contribuido financieramente a la campaña electoral. Pero ahora, supuestamente, no es el momento de hablar de tales cosas. "Tenemos que actuar ahora para proteger la salud económica de nuestra nación, amenazada por riesgos graves", entonó el presidente Bush el pasado 19 de septiembre. Lo que quería decir es que la Casa Blanca debe responder con una prima de aseguramiento al mayor grupo de contribuidores a la campaña electoral del Partido Republicano -es decir, Wall Street-, rescatando sus malas apuestas. "Habrá muchas oportunidades para discutir sobre los orígenes de este problema. La tarea del momento es resolverlo". En otras palabras, no convirtáis eso en un asunto electoral. "En la historia de nuestra nación, ha habido momentos que exigían andar unidos, con independencia de las divisiones partidistas, a fin de enfrentarse a desafíos de envergadura". ¡Justo antes de las elecciones! Idéntica patochada pudo oírse el pasado viernes por la mañana de labios del secretario del Tesoro Paulson: "Nuestra salud económica exige que seamos capaces de trabajar juntos y emprender una acción inmediata bipartidista". Los locutores dijeron que en las maniobras del día se estaba barajando una cifra de medio billón de dólares.
Buena parte de las culpas deberían cargarse sobre la Administración Clinton, responsable directa en 1999 de la abrogación de la Ley Glass-Steagal, que permitió a los bancos fusionarse con casinos. O mejor dicho: a los casinos, absorber bancos. Eso es lo que puso en riesgo los ahorros de los norteamericanos.
Pero ¿significa eso realmente que la única solución pase por reinflar el mercado inmobiliario? El plan de Paulson-Bernanke es capacitar a los bancos para que puedan venderse las casas de 5 millones de deudores hipotecarios que este año tendrán que enfrentarse a la quiebra o al embargo. Los propietarios de vivienda sometidos a unos intereses hipotecarios variables disparados perderán sus casas, pero la Fed surtirá a las agencias de préstamo hipotecario crédito bastante como para permitir que nuevos compradores se endeuden lo suficiente como para lograr sacar las hipotecas basura de las manos de los tahúres que son sus actuales tenedores. Con lo que se gana tiempo para que una nueva burbuja financiera e inmobiliaria acuda en rescate de los prestamistas y de los empaquetadores de hipotecas basura.
Los EEUU han entrado en otra guerra, una guerra para salvar a los comerciantes de derivados computerizados. Como la guerra de Irak, se basa por mucho en ficciones, y como en la de Irak, se ha entrado en ella bajo la presión de condiciones de aparente emergencia. Y como en la guerra de Irak, la solución propuesta guarda poca relación con la causa que subyace a los problemas. Esgrimiendo razones de seguridad financiera, el gobierno dará por buenas las obligaciones de deuda colateralizada (ODCs) que Warren Buffett llamó en su día "armas de destrucción financiera masiva".

No es por azar que ese derroche de dinero público esté siendo manejado por el mismo grupo que tan píamente alertó al país sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak. El presidente Bush y el secretario del tesoro Paulson han declarado tan ricamente que no es éste momento para desacuerdos partidistas respecto de la deriva de la política pública a favor de los acreedores y no de los deudores; que no es momento de convertir en asunto electoral el mayor rescate registrado en los anales de la historia electoral. Que no es momento adecuado para debatir si es buena cosa reinflar el precio de la vivienda a unos niveles que seguirán obligando a los nuevos compradores de casas a endeudarse hasta el punto de tener que gastar en vivienda cerca del 40% de sus ingresos.

Recuerden la época en que el presidente Bush y Alan Greenspan informaron a los norteamericanos de a pie de que no había dinero para financiar la Seguridad Social (por no hablar de Medicare), porque en algún momento venidero (¿dentro de 10 años? ¿De 20? ¿De 40?) el sistema caería en un déficit de lo que ahora resulta un irrisorio billón de dólares distribuido a lo largo de muchos, muchos años. La moraleja era que si no podemos imaginar una forma de pagarlo a largo plazo, dejemos caer ahora mismo el programa asistencial.

El señor Bush y el señor Greenspan dijeron disponer de una oportuna solución. El Tesoro podría derivar el dinero de la Seguridad Social y de los seguros médicos hacia Bear Stearns, Lehman Brothers o sus pares, para que lo invirtieran a "mágico interés compuesto".

¿Qué habría pasado si la Seguridad Social hubiera hecho semejante cosa? Tal vez habríamos asistido en estas dos semanas a la entrega a los tahúres de Wall Street de todo el dinero que se dejó de lado desde que la Comisión Greenspan resolvió en 1983 desplazar la carga fiscal sobre las retenciones salariales reguladas por la FICA (Ley Federal de Contribución a la Seguridad Social, por sus siglas en inglés). No es a los jubilados a quienes se pretende rescatar, sino a los inversores de Wall Street que firmaron papeles diciendo que estaban en condiciones de afrontar la pérdida del dinero jugado. La consigna electoral de los republicanos de cara a los comicios del próximo noviembre debería ser: "Seguro de juego, no seguro de salud".

No es así como el celebérrimo Camino de servidumbre tenía que ser transitado. Friedrich von Hayek y sus chicos de Chicago insistían en que la servidumbre vendría de la planificación y de la regulación estatales. Esa visión estaba en los antípodas de la de los reformadores clásicos de la Era Progresista, que concebían la acción del Estado como la del cerebro de la sociedad, como la palanca directriz para modelar los mercados y liberarlos de rentistas, es decir, del ingreso que no es contrapartida del desempeño de un papel necesario en la producción.

La teoría de la democracia se fundaba en el supuesto de que los votantes actuarían movidos por el propio interés. Los reformadores del mercado partieron de un feliz supuesto paralelo, según el cual los consumidores, los ahorradores y los inversores promoverían el crecimiento económico actuando con pleno conocimiento y cabal comprensión de las dinámicas en acto.

Pero la mano invisible terminó resultando en fraude contable, préstamo hipotecario basura, información privilegiada y fracaso en punto a graduar los crecientes gastos de la deuda conforme a la capacidad de los deudores para pagar. Y todo este caos, aparentemente legitimado por unos modelos de comercio electrónico computerizado que acaban de ser bendecidos por el Tesoro.

Michael Hudson es ex economista de Wall Street especializado en balanza de pagos y bienes inmobiliarios en el Chase Manhattan Bank (ahora JPMorgan Chase & Co.), Arthur Anderson y después en el Hudson Institute. En 1990 colaboró en el establecimiento del primer fondo soberano de deuda del mundo para Scudder Stevens & Clark. El Dr. Hudson fue asesor económico en jefe de Dennis Kucinich en la reciente campaña primaria presidencial demócrata y ha asesorado a los gobiernos de los EEUU, Canadá, México y Letonia, así como al Instituto de Naciones Unidas para la Formación y la Investigación. Distinguido profesor investigador en la Universidad de Missouri de la ciudad de Kansas, es autor de numerosos libros, entre ellos Super Imperialism: Th

lunes, 15 de diciembre de 2008

Empecemos diciendo claramente desde el principio que recibí el «La Señal» (de Angel Gutiérrez y David Zurdo) al enviármelo la editorial (Plaza&Janes) gracias a la intermediación de Bloguzz.

¿Quiere decir que esto es un post patrocinado?. Supongo aunque, ¿si no hablo del sigue siendo un post patrocinado?. Me imagino que sí, pero no estoy seguro.

El caso es que no voy a hablar del (si está bien escrito, cómo están desarrollados los personajes y la trama, si te mantiene en tensión...). Y no lo voy a hacer porque, tengo que reconocerlo, todavía no lo he leído. Está en la cola de libros pendientes de leer y espero que en breve pueda llegar hasta él.

De lo que quiero hablar es de cómo se está teniendo en cuenta, cada vez más, a los medios de la Red (webs, blogs, usuarios en general) para la promoción de distintos lanzamientos. Lo hemos visto con algunas películas, revista e, incuso, con algún antes que este. Pero, dado que tengo este en mis manos y que conozco la campaña que están llevando a cabo en la Red de primera mano, lo usaré como ejemplo.

Es cierto que la temática del se presta a que su lanzamiento se haga (entre otras partes) en la Red. El trata sobre un peligro que amenaza a todas las redes informáticas del planeta. Me imagino que si el tratase sobre la cría del hurón, a lo mejor la editorial no habría elegido la Red como escaparate para el mismo.

Lo bueno de este y su campaña online es que son dos conceptos (el en sí y la Red) que se mezclan desde el primer momento. Dice la promoción que se trata de la primera que empieza y acaba en Internet. Y es cierto. La trata sobre Internet, se promociona en Internet y finaliza, en sus páginas, con unas claves para que se descubra en la Red nueva información y contenidos.

Además, para promocionar el , la Plaza&Janes ha contactado con bloggers (a los que nos ha mandado, además del firmado por los autores, un kit muy «particular»). Una muestra de la preocupación de la editorial por que, además, de los medios tradicionales, sean los nuevos medios los que den a conocer su producto. Algo está cambiando.

La web del libro también es digna de ser reseñada. Y es que, además de la típica información (sinopsis, información de los autores, posibilidad de compra online...), en la misma se puede encontrar el acceso a los contenidos ocultos (aquellos a los que sólo podrás llegar si has leído el ) y un curioso «juego-experimento» en el que puedes crear un y enviárselo a quien quieras. Evidentemente, se trata de una broma muy graciosa y sin ningún peligro real.

En resumen: veo en la promoción del lanzamiento de La Señal un claro ejemplo de hacia dónde deben ir estas campañas.

viernes, 12 de diciembre de 2008

La industria de los dominios no es ajena a todo tipo de intentos de engaño, como Webnamesolution.com o las ofertas falsas de compra de dominios.

Sobre estas últimas vamos hoy a señalar con el dedo: SecureNameSale.com

El timo consiste en que envían correos electrónicos a gente que vende sus dominios, presuntamente interesados en comprarlos.

Tras varios e-mails, afirman que para comprar un dominio necesitan que primero pagues una valoración sobre el dominio o los dominios, en SecureNameSale.com claro.

Incluso te envían a un supuesto foro de domainers donde la gente dice que Sedo o Afternic no ofrecen buen servicio de valoración de dominios, sino que SecureNameSale.com son los más fiables.

La verdad es que aunque no conozco a nadie que haya pagado finalmente por una valoración de esta gente, sí que es cierto que han jugado con las ilusiones de muchos de nosotros, entre los que me incluyo.

No he querido mencionar ninguno de los afectados por estos correos trampa, pero sois libres de salir del armario ;)

Etiquetas:

Entendiendo el poder de la deuda

jueves, 11 de diciembre de 2008

LA SEÑAL; CARAS DE SUSTO/CLIPS

Sinfonía en Mnemónica Mayor
(Juan Tamariz)

Durante años, Juan se ha dedicado a engañar a magos y profanos con este “simple” truco.

Aunque el secreto que nos ocupa es casi tan viejo como la invención de la baraja y, por supuesto, conocido por todos los magos, una vez transformado y modernizado por Juan Tamariz, se convierte en un arma tan poderosa que ni siquiera los magos más avezados de todo el mundo han sido capaz de detectar que aquello que les estaba volviendo tan locos era el viejo, viejo truco y, créeme, durante años yo he visto con estos cuatro ojitos —dos de la naturaleza y dos de General Óptica— caer fulminados a unas cuantas de las mentes más preclaras y creativas de la magia actual.

Y es que esta baraja se puede "montar" a la vista del público, partiendo de una baraja mezclada, sin despertar sospechas o incluso desde una baraja recién desprecintada y sacada del estuche. Con muy poquita técnica y muchas sutilezas, tendrás en tus manos una cantidad ingente de efectos de lo más variado. De hecho, en los últimos tiempos, Juan, en sus actuaciones de escenario, la usa con profusión y, en algún caso, sabemos que ha usado única y exclusivamente este principio en todos los juegos de su acto.

Por otra parte, mucha gente cree que el principio en el que se basa es algo muy trabajoso y difícil : ¡Mentira..! Se puede aprender en una tarde gracias al sistema que propone Juan.

Y, lo mejor de todo, es un libro escrito por Juan Tamariz, cuya prosa divertida y su gran cantidad de información, sutilezas, in and outs y bits of bussines, harán la delicia de sus lectores. En dos palabras: la obra maestra de “El Maestro”. Gracias, Juan.

Dos Tomos,formato A4 y encuadernados en pasta dura.
Dos Tomos más un Video CD de Juan Tamariz realizando más de una docena de los efectos explicados en este libro por sólo [105 Eur.]

La mnemónica Tamariz

Tamariz inició el desarrollo de su baraja mnemónica en febrero de 1980. Empezó a escribir sobre el tema en la circular de la Escuela Mágica de Madrid partiendo de unas ideas que Luis García Soutullo le había sugerido. Ambos magos trabajaron en paralelo un tiempo, desarrollando cada uno una baraja diferente. Un tiempo después, García terminó una mnemónica a la que se llegaba mediante cinco mezclas faros-ext, partiendo del orden natural (As a Rey); esa baraja, sin embargo, sería reemplazada más adelante por otra basada en otros principios. Tamariz continuó con su proyecto, y finalizó su baraja un tiempo después.[8]

La mnemónica Tamariz es considerada por algunos magos como Vicente Canuto como la mejor mnemónica existente.[9] Tiene la capacidad de armarse a partir de una baraja en orden natural y transformarse en baraja espejo, además de una buena cantidad de juegos creados específicamente para hacerse con ésta. Tiene todas las ventajas de una mnemónica básica, al igual que sus juegos, y puede usarse para realizar los efectos de las barajas espejo.[8

Etiquetas:


Marketing de libros y películas creando contextos

Es realmente interesante ver como se van definiendo las formas de hacer publicidad en Internet ante determinados productos o circunstancias comunes. El ejemplo más claro y reciente con el que me encuentro es con la promoción de historias, principalmente literatura, películas y juegos.

La tendencia más común para este tipo de promociones es la creción de contextos en torno a esa historia. Es decir crear el antes del espacio, el tiempo, los personajes y actores que forman parte de la narración. Es lo que muy bien explica Antonio, compañero de Secuoyas en dos artículo sobre Juegos de Realidad Alternativa:

En este sentido se vuelve apasionante la elección de los medios y la combinación entre ellos a la hora de narrar ese contexto, la forma de escribir ese prólogo vivo, de enganchar sin tapujos a los posibles lectores haciéndoles participes de lo que se encontrarán más allá, entre las páginas de la novela o en el cine.

Se hace más patente que nunca esa famosa frase de que el marketing es contar historias y el mercado es una conversación.

Todo esto viene a ráiz de un mail de Juanma donde me explicaba la última campaña que han lanzado para la novela La Señal. Os copio su mail:


Una campaña viral viralizando un virus

Como dice el asunto, es una campaña viral en la que lo que se viraliza es un virus. No suena mal, no?
Si quieres ir al grano y verlo en acción, bájate el widget (desde PC) que hay en http://www.proyectoconcienciaglobal.org/descargaLKSviewer.php/68f7577

(No te preocupes que no deja huella y no hace nada malo).

Detrás de todo está LA SEÑAL, una novela de intriga, ciencia ficción y potentes redes de ordenadores basada en un hecho real (el Proyecto Conciencia Global) y en la que nada es lo que parece. Algo parecido ocurre la campaña. Hemos sido un poco traviesos, pero nada maliciosos. :-)

La campaña es muy completita: tenemos un grupo y aplicación en facebook, hemos hecho una acción con Bloguzz, hay toda una sección de extras del libro en la web (sólo para lectores) y muchas más cosas… pero no me quiero enrollar más.

Te paso las primeras 50 páginas del libro en PDF y algunos materiales: están en http://drop.io/lakesis (contraseña: compasion).

Etiquetas: , , ,

miércoles, 10 de diciembre de 2008

La Señal

La Señal


Bajo un título tan ambiguo podrían agruparse muchas obras. Sin embargo, el título del que voy a hablar hoy aquí es de la novela “La Señal”, que sus autores me hicieron llegar hace unos meses. Prometí en su momento escribir una crítica de la misma, pero quería esperar, evidentemente, a haberla leído.

“La Señal” nos relata una historia en el más puro estilo conspiranoico que tanto hemos explotado en otros artículos de esta web. El germen de la historia es un misterioso proyecto real surgido en los Estados Unidos, en la Universidad de Princeton, llamado “Proyecto Conciencia Global”.

Dicho proyecto pretende establecer una relación entre el inconsciente colectivo y la realidad, estudiando la interacción humana con los instrumentos mecánicos y físicos. Y lo cierto es que efectivamente el sistema ha sufrido serias alteraciones ante hechos como los atentados del 11-S o el Tsunami de Indonesia, lo cual resulta, cuando menos turbador.

En la obra, este proyecto universitario se lleva un paso más allá y se muestra como una realidad tangible. Una enorme cantidad de sistemas informáticos, dedicados a generar números aleatorios, cuya secuencia se altera de forma evidente cuando está a punto de suceder un hecho trascendental para la humanidad. Cuando esto ocurre, se refieren a ello como una Señal.

En el libro, los encargados de gestionar esta red informática pertenecen a una división secreta del FBI conocida como el proyecto Lákesis. La acción comienza cuando una nueva señal aparece, con una intensidad mucho mayor a cualquiera de las detectadas hasta la fecha. El sistema de Lákesis ha sido perfeccionado para ayudar a encuadrar el origen de estas señales e intentar prevenir los hechos antes de que sucedan. El problema es que los agentes de Lákesis saben cuándo y dónde va a ocurrir algo, pero no saben el qué.

La gigantesca señal apunta a un pequeño pueblo, Browntown, cerca de la frontera de los Estados Unidos con Canadá, en el que algo enorme está a punto de suceder trece minutos después de la medianoche del 31 de diciembre. La agente Maia Kensington será la encargada de dirigirse allí para descubrir qué es exactamente lo que va a ocurrir e intentar prevenirlo. El problema es que solo cuenta con 26 horas y 46 minutos para conseguirlo.

En esta línea argumental, la anticipación de hechos futuros que ciertos agentes deben interpretar y prevenir, podemos encontrar una clara inspiración de obras famosas de la ciencia ficción como “The Minority Report”, del prolífico Philip K. Dick. Solo que aquí, en lugar de mutantes con capacidades precognitivas, tenemos a una serie de ordenadores como improvisados futurólogos.

Las premisas iniciales, por tanto, son interesantes. En cuanto al desarrollo y resolución de la obra, al estar ambientada en los Estados Unidos, los autores parecen haber querido salpicarla de tópicos. No faltarán los veteranos de Vietnam traumatizados por hechos de su pasado, el profesor universitario chantajeado por el gobierno para que finalice un proyecto para ellos, la telaraña de redes de inteligencia, los informes desclasificados y las alusiones a experimentos realizados en secreto por el gobierno con la población civil.

No obstante, la obra demuestra entre líneas la existencia de un trabajo de documentación detrás en el que, si habría que criticar algo, es la no inclusión de algún que otro pie de página que nos permita ampliar la información proporcionada. Porque al fin y al cabo, apetece bucear un poco más en esta red de secretos escondidos.

Pero para compensar esto último, y al más puro estilo cross-media, la obra cuenta con su propia página web promocional ligada a dicho proyecto, llamada asimismo “Proyecto Conciencia Global”, en la que podemos completar la historia leída en las páginas de la obra, descargar una aplicación para recibir la misteriosa señal en nuestro ordenador. Un esfuerzo de marketing notable para promocionar la novela e incluso acceder a zonas restringidas (probad a pulsar las teclas L y S de vuestro teclado dentro de dicha web).

Volviendo al tono conspiranoico… ¿Es esto un problema? No, siempre que entremos en el juego y nos dejemos llevar por la historia. Y para una fanático de la conspiranoia como yo mismo esto resulta toda una delicia. La historia, aunque a nivel literario podría criticarse en cuanto a su redacción o profundidad de los personajes, es lo bastante ágil como para mantener nuestra atención en todo momento sin grandes bajones de ritmo y con la constante búsqueda de la verdad en la que el lector se ve irremediablemente implicado, lo cual ya de por sí es una cualidad importante.

Los autores, Ángel Gutiérrez y David Zurdo, son escritores con formación científica que cuentan ya con un par de libros a sus espaldas. Están especializados en los misterios históricos y los fenómenos paranormales, lo que marca claramente el tono ficticio-pero-que-podría-ser-real de sus obras, y les ha llevado a colaborar con publicaciones como la revista “Más allá”, representación de la pasión por lo paranormal en estado puro.

En definitiva, si os gustan las novelas de intriga, la conspiranoia sobre extraños proyectos secretos gubernamentales y los pequeños toques de ciencia ficción (nunca tan grandes como para hacer inverosímil el relato) dadle una oportunidad a la historia que nos proponen estos dos autores españoles.

lunes, 8 de diciembre de 2008


El profesor ha dedicado los últimos años a estudiar un proceso que identifica como de “transculturación” entre Oriente y Occidente. Se centra en el arte por razones estéticas y epistémicas: el arte (ya lo señaló Baudelaire) un núcleo de sensibilidad histórica. El círculo de la sabiduría, su obra monumental, resulta también de una amabilidad serena. Eleva como poesía y atrapa como una novela policial; hay un aliento como de “sophia-detectivesca” en un investigador erudito que narra el descubrimiento de una afinidad cultural imprevista.

En una posición disonante respecto a las visiones de moda sobre el hecho transcultural intercivilizatorio, Gómez de Liaño califica de “vaga” y “difusa”, en gran medida “conjetural”, la influencia del budismo en Occidente; sin embargo, cree radical la que el helenismo ha tenido sobre la India en arte, arquitectura, astronomía, lógica, medicina, literatura, teatro. Y argumenta su posición de manera bastante hábil: se basa precisamente en estudios de importantes eruditos hindúes actuales. Hace unos años dijo al respecto a la revista Letra internacional (No.50-1997): “…los mandalas budistas se basan en los diagramas gnósticos o maniqueos, lo que, en mi opinión, se debe a que ignoran que el ideario de estos grupos se formulaba, al igual que el de los mantrayanistas, en forma de diagrama”.

Con esta orientación argumentativa enriquece la visión de Grecia al resaltar que no sólo trataron de avanzar en el desarrollo del pensamiento lógico, sino también en el “pensamiento memorístico”, “representativo” o, quizás mejor, “gráfico”; que no se reduce, como suele decirse, a auxiliar de la lógica. Todos los racionalistas clásicos consideraron que el pensamiento tiene una importante base metafórica y que el ejercicio de la razón no es independiente de la creencia en los mitos. Cita como fuente necesaria el Ars memoriae del poeta Simónides de Ceos y a los pitagóricos. Al respecto concluye: “En el siglo VI a.c. se inician, pues, dos vías (la una estrictamente filosófica y la otra psico-experimental) que acabaran confluyendo en los diagramas del gnosticismo, a través del eslabón intermedio de los misterios occidentales de Mitra”.

El profesor Gómez de Liaño me entregó su libro La mentira social que poseía una virtud compuesta: asumía los problemas políticos y morales que caracterizan al “intelectual clásico” y, por otra parte, se situaba en la vanguardia en cuanto a expresión literaria, metodología y referencia filosófica.

Fue el 2 de noviembre de ese intenso año que para mí fue el 1997 que lo visité en su casa del viejo Madrid. Todo allí era paciencia, sencillez y sabiduría. Habían libros y símbolos por todas partes. Fue muy sincero y aseguró que en el campo de la investigación social la cuestión no es tanto saber las cosas como atreverse a decirlas.

Etiquetas:

miércoles, 3 de diciembre de 2008


Un Negocio es cuando eres dueño de un sistema que trabaja por ti: has creado una empresa que está sistematizada y protocolizada y que no necesita que estés tú presente para funcionar correctamente.

La solución pues, a este problema es lo que llamo "salir de la ecuación". Básicamente se trata de reestructurar el concepto de negocio para conseguir que sea operativo SIN QUE TÚ TENGAS QUE ESTAR EN ÉL.

En La Escuela de Inversión, ayudamos a que los clientes que sufren este mal, logren salir del sistema. Para ello trabajamos con una matriz que nos viene de la mano de la Consultoría para la Mejora del Rendimiento.

Es La matriz de nueve dimensiones y pienso que puede ser de tu interés.

El concepto básico es el siguiente: decide cuando vas a dejar la empresa en la que trabajas, cuando vas a abandonar tu negocio, cuando vas a desaparecer.

Puede ser dentro de seis meses, de un año y medio o de tres años. Tú eliges. Una vez lo tengas claro, y con ese objetivo en mente, vas a trabajar para estandarizar lo que tu empresa hace de manera que sea capaz de seguir haciéndolo SIN QUE TÚ ESTÉS AL FRENTE.

Llegado el momento de salir de la ecuación podrás hacerlo o podrás decidir que te quedas pq te gusta el trabajo que realizas. En ese caso serás libre de elegir. No te estarás quedando pq no tengas otra opción.

¿Cómo aplicamos la matriz?

Analizamos nuestro negocio desde tres dimensiones:

1. Dimensión Organización. Vemos el negocio como un sistema completo. Un todo, que se organiza para generar un out-put: ofrecer un producto o un servicio a un entorno de mercado.

2. Dimensión Procesos. Identificamos los distintos procesos necesarios para que la Organización pueda funcionar con éxito y pueda generar ese out-put.

3. Dimensión Puesto de Trabajo. Determinamos que puestos de trabajo específicos conforman cada Proceso.

Y estas dimensiones las diseccionamos atendiendo a tres aspectos:

1. Objetivo: Qué finalidad persigue.

2. Diseño: Cómo es estructura para poder satisfacer el objetivo que tiene.

3. Control: Qué mecanismos de control nos indican que se consigue el objetivo con éxito.

Ya tenemos la matriz de nueve niveles.
  • En el nivel 1 tenemos el Objetivo de la Organización.

  • En el nivel 2 tenemos cómo está Diseñada esta Organización.

  • En el nivel 3 tenemos los mecanismos de Control del éxito de la Organización.

  • En el nivel 4 tenemos el Objetivo de cada uno de los Procesos que conforman la Organización.

  • En el nivel 5 tenemos el Diseño de cada uno de los Procesos que conforman la Organización.

  • En el nivel 6 tenemos los mecanismos de Control de cada uno de los Procesos que conforman la Organización.

  • En el nivel 7 tenemos el Objetivo de cada Puesto de Trabajo.

  • En el nivel 8 tenemos el Diseño de cada Puesto de Trabajo.
  • En el nivel 9 tenemos los mecanismos de Control de cada Puesto de Trabajo.
Esta forma de estructurar la información es muy práctica y permite acelerar el proceso de sistematizar y protocolizar negocios.

Deseo que te sirva tanto como nos sirve a nosotros.

Etiquetas:


La obra de Ignacio Gómez de Liaño, elaborada a lo largo de más de treinta años, es sin duda alguna, una filosofía singular que concibe la tarea del filósofo como un conocimiento de orden práctico que; debe llevar a una transformación de la visión del mundo y a una metamorfosis de la personalidad.

Esta filosofía práctica tiene como interlocutor principal a Giordano Bruno, hallando en su obra mnemónica el punto de partida para un largo viaje que le ha llevado a transitar por las viejas y casi perdidas rutas del arte de la memoria, en las que confluyen las culturas de Oriente y Occidente.

Para Gómez de Liaño el arte de la memoria es un modelo de filosofía práctica que a lo largo de los siglos, de Simónides de Ceos a Giordano Bruno y de los diagramas gnósticos a los mandalas budistas, ha puesto de manifiesto que las imágenes y sus correspondientes visualizaciones pueden servir a la autoformación humana ampliando de este modo el papel que la filosofía ha otorgado al concepto en detrimento de otro tipo de nociones asociadas a la imaginación: personificaciones, alegorías, simbolismos.

De este modo su obra despliega en dos vertientes, una propuesta unitaria que debe converger en un humanismo, cuyos fundamentos sirvan de anclaje a una filosofía futura.

Por un lado está la "genealogía del arte de la memoria," que despliega histórica y conceptualmente las diferentes variaciones que ha adoptado esta técnica de confeccionar imágenes asociadas a determinados lugares.

Desde la Antigüedad a la Modernidad la reconstrucción de ese itinerario se convierte en un viaje apasionante en el que la filosofía, las religiones, y el arte confluyen.

Por otro lado se encuentran los "fundamentos filosóficos", derivados de la genealogía, en el que se despliegan la categorías del conocimiento establecidas por el autor (la realidad como expresión de qualia y quanta, el pensar como sentir-entender, el Yo como nexo de objetos y estados,el hombre locativo...), dando lugar a una epistemología y a una ontología en la que se unifican los distintos aspectos del ser humano

Etiquetas:

martes, 2 de diciembre de 2008

EL GRAN JUEGO DE ROL



¿Que personaje queremos interpretar y cuando?, ¿De que Arcano elegimos ser su títere, y para qué circunstancia?

¿En que momento yo he interpretado esos roles antes? Si no,

¿A quienes podemos modelar e imitar?

¿Me puedo proyectar en la circunstancia adecuada interpretando ese Rol?

¿Cómo y cuanto podemos reinventarnos?

¿Son ecológicos los roles que interpretamos en los distintos contextos en que estamos produciéndonos, ya sea personal, familiar o laboral?

¿Reaccionamos diferente a un mismo estímulo dependiendo del rol que estamos interpretando?

¿Podemos equilibrar los diferentes roles que configuran nuestra “persona” como si fueran distintas cuerdas de un mismo acorde de guitarra, y cuyo rasgueo forma parte de una sinfonía?

¿Qué historia queremos ayudar a co-producir?

¿El desafío que nos une no sólo es muy difícil, sino que también es posible de alcanzar?

¿Cómo liga el concepto de Rol lo individual con lo social como una entidad sin costuras?

¿Quién percibe a través de usted en estos instantes?

Los roles a los que jugamos en la vida cotidiana son como los trajes, su utilidad está dada por la circunstancia. No es muy útil andar con frac en la playa, o con traje de baño en una boda por muy bonitos o de exclusiva marca sean. El rol interpretado es la suma del darse cuenta, por lo tanto la exterioridad a la que le debe congruencia, es sólo esa parte del si mismo a la que no le duelen los pinchazos, y la congruencia o no congruencia no es tanto entre yo y el contexto, sino más bien es entre yo, conmigo mismo. Cuando cambiamos de rol el mundo entero cambia con el.

Etiquetas:

Imagina que vas a comprar bombones, y cada vez que se terminan las diez cajas que hay un estante, el propietario las repone pero te sube el precio. Si tienes que comprar muchas cajas las primeras las comprarás más baratas y las últimas más caras.

Tú quieres conseguirlas todas barata,... ¿cómo lo haces?

Éste es el mismo problema que tienen que resolver los leones. No pueden comprar sin más. Tienen que orquestrar una maniobra para comprar un subyacente que creen que subirá sin hacelo aumentar de precio con sus propias compras.

Regresemos al super. Lo que harás será acumular con discreción. Hoy compras 5 cajas y dejas las otras 5 del estante. Por la noche el encargado de reponer los bombones pone 5 más. Al día siguiente compras 4 cajas y dejas las 6 restantes. Al no agotar la totalidad del estante, el encargado no sube el precio. Tres o cuatro días después compras 7 cajas más, luego compras 5, luego 4, luego 8, luego 6... Lo haces bien si no eliminas la totalidad de la oferta que haya en el estante. De esta manera consigues que el precio permanezca.

O tb puedes hacer otra cosa... más perversa, pero muy eficaz. Imagina que tienes el poder de influir en los medios de comunicación. Podrías publicar una noticia sobre la maldad de los bombones. Que si obturan las arterias provocando terribles enfermedades, que si engordan de una forma nunca vista anteriormente, que si contienen un componente sospechoso de haber entrado al país de forma ilegal...

¿Qué pasaría si esta información comenzase a circular? ¿Qué crees que pensaría el encargado del super? Si tuviera un stock importante y se lo quisiera quitar de encima, posiblemente lo bajaría de precio. Tal vez haría una rebaja importante para intentar deshacerse de su stock... ¿y quién estaría comprando esos bombones con descuento? Tú.

Así piensan los leones.

Lo que vas a hacer para identificar una de sus huellas más claras será:

1. Descubrir un mercado que vaya haciendo nuevos mínimos. Esto es fácil de ver, se trata de que el precio más bajo al que ha cotizado un subyacente en un determinado periodo de tiempo sea inferior al precio anterior, y ese inferior al anterior.

2. Buscar una barra que, en ese mercado bajista, cierre en el tercio superior.

3. Esa barra tiene que tener un volumen extremadamente elevado y superior al volumen individual de las tres barras anteriores.

Ahí tienes la huella de los leones. ¿Pq?, pq los leones van a intentar comprar en mercados bajistas, es decir, entrarán cuando los precios estén cayendo, de esta forma con sus compras no pondrán el precio en su contra. Muy probablemente en el periodo en el que empiecen a comprar frenarán la caída de la cotización y la llevarán al extremo superior del rango. Su volumen de compra es tan elevado que será mayor que el de las tres barras anteriores.

A ver si eres capaz de identificar este tipo de huellas. Si tienes dudas házmelo saber.

Ganar 1.000.000€ en un par de semanas

Las cosas no son siempre lo parecen, y puede ser una buena idea mantenerse crítico con aquello que vemos y oímos, sobretodo en tiempos turbulentos, donde el ingenio humano se agudiza.

Atiende sino a la siguiente situación:

¿Qué harías si estuvieras interesado en invertir, no tuvieras mucho conocimiento, y alguien te mandase un email con la siguiente oferta:

"Estimado futuro inversor, Nos dirigimos a usted pq conocemos su interés en aprovechar los movimientos de los mercados en estos tiempos de tanta volatilidad. Lo que a las personas de la calle les parecen malas noticias a los inversores profesionales nos parecen excelentes oportunidades de inversión. Los gestores del Fondo de Alta Rentabilidad Cuántico 3.000 tenemos una propuesta que no sabemos si puede interesarle o no. Usted decide:

Le mandaremos un email durante los siguientes 5 días en el que le diremos qué hará el mercado del oro al día siguiente. Así de potente es nuestro sistema de inversión. Nuestro software de análisis matricial de campos cuánticos, desarrollado por un equipo de ingenieros de la Nasa, es tan eficaz que nos permitimos hacer este tipo de previsiones. Si nos equivocamos en nuestras previsiones, ni que sea una sola vez, le pagaremos 200€ por haberle molestado.

Si acertamos las 5 previsiones y se convence del poder de nuestro equipo analista le haremos una propuesta única e irrepetible. Previsión 1: Mañana el oro cerrará por encima del precio de cierre de hoy. Oro alcista.

Sinceramente suyo,


Mr. Frank Dollar
CEO del Fondo de Alta Rentabilidad Cuántico 3.000"

Yo quizás al día siguiente me interesaría en averiguar si el oro a cerrado o no por encima del cierre del día anterior...

Y, ¿qué pasaría si así fuera y recibiera un segundo email con una segunda previsión?

"Ya se lo dijimos, Oro alcista.
Primera previsión acertada.

Previsión 2: Mañana el oro cerrará por debajo del precio de cierre de hoy. Oro bajista.

Mr. Frank Dollar CEO del Fondo de Alta Rentabilidad Cuántico 3.000"

¿Qué pasaría si la segunda previsión tb fuese correcta? ¿Qué pensarías de ese equipo analista y de ese software?

¿Qué harías si la tercera, la cuarta y la quinta previsiones fuesen correctas?

¡Son cinco aciertos seguidos! Parece que saben lo que se dicen. Sí, el nombre Frank Dollar quizás no inspira mucha confianza, pero ¿qué pasaría si el nombre fuese otro?.

Al sexto día recibes el siguiente email:

"Estimado futuro inversor, Hemos cumplido nuestra parte: nos comprometimos a hacerle llegar cinco previsiones sobre el futuro y así lo hemos hecho. Todas han resultado acertadas tal y como le habíamos dicho. Ese es el poder de nuestro equipo analista y de nuestro software. No sabemos si usted es una persona comprometida con su éxito o se limita a soñar. Si es una persona de acción y sabe que para conseguir nuevos resultados hay que hacer nuevas cosas, le hacemos una oferta única e irrepetible.

Participe en nuestro fondo con una aportación de 3.500€ que usted puede mandar a la cuenta siguiente, y bla, bla, bla..."

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Este tipo de previsión del futuro es posible,... si sabes un poco de números y conoces las debilidades humanas.

Es posible ganar 1.000.000€ en un par de semanas... No invirtiendo (no hay ningún fondo Cuántico), ni analizando el oro, ni mirando las cotizaciones de ningún mercado... Ni siquiera es necesario hacer previsiones, solamente saber un poco de números, y conocer las debilidades de los hombres.

Esta estafa funciona de la siguiente manera:

  1. Se consigue una base de datos de 100.000 personas interesadas en invertir en la bolsa (fácil de lograr).

  2. Se divide esta base en dos grupos de 50.000 personas cada uno y se manda el mismo email a cada grupo, pero en uno se dice que el oro será alcista, y en el otro que será bajista.

  3. Al día siguiente se divide el grupo al que se hizo la "previsión" acertada en dos grupos de 25.000 personas cada uno y se les manda otra previsión: a la mitad se les dice que el oro será alcista y a la otra mitad que será bajista.

  4. Al tercer día se divide el grupo de 25.000 que recibieron las dos previsiones correctas en dos grupos de 12.500 y se hace lo mismo.

  5. Al cuarto día se divide el grupo en dos grupos de 6.250, y finalmente al día quinto se divide ese grupo en dos de 3.125

  6. Al final tienes un grupo de 3.125 personas que han recibido 5 previsiones sobre el futuro TOTALMENTE CORRECTAS. A sus ojos parece que verdaderamente tengas poder de adivinar las cotizaciones.

  7. Si solamente un 10% de estas personas se deja convencer, ya tienes tu 1.000.000€
    (312 x 3.500€ = 1.092.000€)

Estamos viviendo tiempos de cambios y somos especialmente vulnerables pq se respira un cierto ambiente de incertidumbre, de inseguridad, de miedo... En estos escenarios es cuando más atentos tenemos que estar pq somos víctimas propicias para ser estafados.

Es mi intención el que permanezcas crítico y no te creas todo lo que ves. Algunas cosas no son lo que parecen.
Ayer por la tarde dimos un seminario gratuito en La Escuela de Inversión (Tiempo de crisis - tiempo de cambios), y uno de los participantes ideó esta palabra: anticangrejo (gracias Aitor).

Había un entorno muy desenfadado y participativo y la verdad es que me reí mucho y creo que todos pasamos un rato muy agradable.

La palabreja me hizo mucha gracia: si las personas que actúan como cangrejos son aquellas que te tiran hacia abajo cuando quieres intentar cosas nuevas, que te dificultan el éxito con sus comentarios sarcásticos y su falta de confianza en tus posibilidades, o que simplemente te tientan con propuestas que van en contra de tus objetivos, los anticangrejo pueden ser todos aquellos que tiran de ti hacia arriba, que te echan una mano, que te apoyan, que te inspiran, te dan ideas y comparten su experiencia.

En mi vida han habido varios anticangrejos muy importantes. A ellos les debo mi éxito. Sin sus palabras de aliento, sin su generosidad, sin su sonrisa, sus abrazos y sus comentarios constructivos nada hubiese sido lo mismo.

¿Tienes ya un equipo de anticangrejos? Si no es así ya tardas.

Yo tengo muchos anticangejos a los que nunca he conocido... no personalmente. Los conozco a través de lo que han dejado escrito en sus libros. Cuando leo sus palabras es como si estuvieran dirigidas a mi. Imagino que tengo una charla con el autor y que juntos debatimos sus argumentos.

¿Ya eres el anticangrejo de alguien? Seguro que puedes apoyar a otros a conseguir lo que es importante para ellos, con tus palabras de ánimo, con tu crítica constructiva, haciéndoles notar otras posibilidades, señalando otras opciones, alentando, inspirando, aplaudiendo,...

Para mi no es un dar para recibir, sino más bien un dar por dar.

Algunas reflexiones para gente lista

Adelante, contesta estas preguntas en los comentarios, y verifica qué tal alineado estás con los demás compañeros del blog:
  1. ¿Cuanto tiempo te llevaría ahorrar 1.000.000€?, ¿cuanto tiempo te llevaría pedirlo prestado a un banco?

  2. Quién se va hacer más rico a largo plazo, ¿el que trabaja toda la vida, intentando ahorrar 1.000.000€?,... ¿o el que sabe cómo pedir prestada esa cantidad a un 10% de interés y tb sabe como invertirla para conseguir rentabilidades anuales del 25%?

  3. A quién le dejará antes dinero un banco, ¿a aquel que trabaja duro a cambio de dinero, o a aquel que sabe cómo pedir dinero prestado, y sabe tb cómo mantener ese dinero a buen recaudo, trabajando duro para él?

  4. ¿Quién tendrías que ser, y qué tendrías que saber para llamar a tu banco y decir: "Quiero un préstamo de 1.000.000€ " y que luego el personal del banco te dijera: "Tendremos los papeles preparados para que los firmes en 20 minutos".

  5. ¿Porqué el gobierno graba tus ahorros, pero no tu deuda?

  6. Quién tiene que ser financieramente más inteligente, ¿una persona con unos ahorros de 1.000.000€, o una persona con una deuda de 1.000.000€?

  7. Quién tiene que ser financieramente más listo ¿una persona que trabaja duro a cambio de dinero, o una persona que tiene su dinero trabajando duro para ella?

  8. Si tuvieras la oportunidad de estudiar nuevamente, ¿preferirías aprender cómo trabajar duro a cambio de dinero, o cómo tener dinero trabajando duro para ti?.

  9. ¿Por qué los bancos estarán dispuestos a prestarte dinero para especular en el mercado inmobiliario, pero se mostrarán reacios a prestártelo para que especules en la bolsa?

  10. ¿Por qué la gente que trabaja más duramente, y ahorra más, paga más impuestos que los que trabajan menos y piden prestado más?
Estas son algunas preguntas que el "padre rico" de Kiyosaki le hacía para que pensara... Creo que llevan la semilla de muchas lecciones.

EL ARTE DE LA VISUALIZACIÓN DE DATOS , el juego, la bolsa

Siguiendo las pistas de los leones (IV)

Os cuelgo esta imagen para ilustrar lo que estamos analizando de forma gráfica.

Es una captura de pantalla de un gráfico de 5' del mini SP 500, esto significa que cada barra verde representa la actividad del precio de ese índice durante un intervalo de 5'.

Los números de la parte derecha indican el precio de cotización de ese índice.

Las barras inferiores de colores verdes y rojas indican el volumen. A más altura, más volumen.

Son barras HLC, es decir, que cada barra nos muestra el rango de cotización entre el máximo y el mínimo correspondiente a ese periodo, y el precio de cierre.

Al ser barras de 5 minutos lo que vemos, en cada barra, es el precio máximo al que cotizó el índice en la parte alta de la barra, el precio mínimo en la parte inferior, los precios intermedios entre el máximo y el mínimo de cada barra, y el precio de cierre, que está representado con un guión a la derecha.

La barra que está circundada en rojo viene de un mercado que ha estado haciendo nuevos mínimos, primera condición que pusimos en nuestro análisis, muestra un volumen por encima de la media (línea amarilla en la parte inferior del gráfico) y por encima de las últimas 3 barras, y cierra en el tercio superior.

Esta es la huella de los leones: tienen que comprar en un mercado que cae (que hace nuevos mínimos) para no poner el precio en su contra demasiado pronto; cuando lo hacen muestran mucha actividad, por eso el volumen es tan alto, y cuando están cargados de contratos el mercado comienza a girar pq han absorbido la oferta flotante, de ahí el cierre en el tercio superior.

¿Queda más claro así?

Etiquetas:


Lo primero es asumir la propia responsabilidad: no importa quien es el culpable de que estés como estás, si no te gusta lo que consigues tienes que hacer TÚ algo distinto.

No valen las excusas ni los llantos porque no te permiten avanzar.

Si estás decidido a emprender la acción lo siguiente que tienes que hacer es definir el tipo de resultados que te interesan y te motivan.

Si no tienes algo muy claro por lo que luchar no harás los sacrificios necesarios.

Cuando hayas decidido cual es la situación que deseas lograr tienes que establecer un plan que te llevé ahí. Afortunadamente vivimos en la era de la información y hay personas que estaban como estás tu ahora y logaron salir de ahí.

Habla con ellas y estudia lo que hicieron.

Necesitas tener un mapa que indique los pasos que hay que seguir.

Luego tendrás que pagar el precio lo que seguramente pasará por ahorrar (fuera copas, desayunar en casa, cenar con los padres...) e incrementar tus ingresos.

Es sacrificado y duro, pero es la única manera que conozco de conseguir resultados nuevos.

Etiquetas:


Estrategias De Gestión Emocional: Aprendiendo A Gestionar Tus Sentimientos - Audiolibro 2 Cd

Libro

Resumen

Resumen: A lo largo de su trabajo como coach personal y TDAH, F. Bravo Hirsch ha tenido que apoyar a muchas personas en la gestión de sus respuestas emocionales puesto que, frecuentemente, ellas interferían en el camino hacia sus propios objetivos. Cuando estas personas han aprendido a ver que las jaulas que le retenían estaban hechas de ideas, que los barrotes eran palabras y pensamientos, y que tenían a su alcance las llaves que les liberaban, han vivido cambios espectaculares. Este material es una selección de las estrategias que este coach utiliza con sus clientes. Cada una de ellas es capaz de cambiar completamente la forma como una persona ve su propia vida y, en consecuencia, es capaz de cambiar completamente cómo vive esta vida.

Etiquetas:

lunes, 1 de diciembre de 2008


Imagina que tienes una alfombra bajo tus pies y la miras.¿Qué ves?. Ves su forma, ves sus colores, si te acercas puedes ver las fibras que la componen, alguna mancha, un cabello y poca cosa más.

¿Durante cuanto tiempo puede mantener tu interés esa alfombra después de esa exploración ocular?

Imagina ahora que alguien te da una lupa; te acercas a la alfombra y miras a través de ella. ¿Qué ves?. Las fibras son irregulares y en algunas partes está deshilachadas, hay restos de barro en la esquina y la mancha es de mermelada reseca; el cabello no es ni tuyo ni de tu pareja, y puede que incluso seas capaz de identificar algo en movimiento. Todo un nuevo mundo se ha abierto ante tus ojos. Se trata de la misma alfombra de antes pero la ves de manera distinta. Es lo mismo y es distinto a la vez.

¿Podría pensar que con una lupa en la mano, el mismo trozo de alfombra, podría suscitar en ti un interés diferente?

Imagina que cambias la lupa por un microscopio. De repente esa alfombra se transforma del todo. Ahora eres capaz de ver muchas más cosas: pequeños trozos de cristal, la mancha de mermelada en realidad no está deshabitada, hay formas de vida que ni sospechabas que tenías tan cerca.

¿Qué ha sucedido? Has ido viendo lo mismo de forma diferente.

El coach utiliza sus habilidades de comunicación para hacer que la representación de la experiencia del cliente se amplifique lo mismo que la lupa y el microscopio amplifican la alfombra. De repente esa situación, aparentemente irresoluble, aparece ante el cliente de forma distinta.

Con un coach a tu lado verás tu situación de forma más impulsora y capacitante. Las personas no reaccionamos a la realidad directamente, sino más bien a las representaciones que nos hacemos de lo que creemos vivir, y algunas de estas representaciones nos resultan poco prácticas y se interponen en el camino hacia nuestros objetivos. El coach facilitará una reestructuración de la percepción de realidad, de manera que al ver las cosas de forma distinta, estemos en disposición de emprender nuevas acciones.

El coach ayuda ver lo mismo de forma distinta


Etiquetas:


Estaba Buda sentado en una roca cuando se le acercó un hombre al que no conocía y le comenzó a insultar. Buda siguió impasible aguantando sus palabras de desprecio. El hombre chillaba cada vez más, y finalmente Buda le hizo una pregunta: Si alguien te hace un regalo, y tu no lo aceptas, ¿a quién sigue perteneciendo el regalo?.

Etiquetas:



Tus creencias no están hechas de realidades, sino más bien lo que llamas realidad está hecho de tu creencias.

Etiquetas:


Hay tres preguntas que me han sacado de muchas trampas emocionales.

1. ¿Dónde centras tu foco de atención?
2. ¿Qué significa esto?
3. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer a continuación?
Estas preguntas las aprendí hace años, cuando la PNL era la NLP y nadie sabía a ciencia cierta de qué se trataba. Fue Antony Robbins quien las puso en mi camino.

Analízalas conmigo y verás el pq de su magia:

1. ¿Dónde centras tu foco de atención?

En cualquier momento, ahora, dentro de un rato, ayer,... tú decidías centrar la atención en cierto subconjunto de estímulos de tu alrededor. Tu mente, igual que la mía, está limitada en cuanto a su capacidad para procesar información,... sencillamente no puedes procesar toda la información disponible y para poder operar en el mundo en el que vives seleccionas un subconjunto.

Al hacer eso dejas el resto de la información fuera,... es como si la eliminases y no existiese puesto que no la puedes manejar.

Por ejemplo, en este momento quizás has dejado fuera la información sobre tu forma de respirar, o sobre la temperatura del lugar en el que estás, o sobre el peso de tu cuerpo... Esa información existe y te es accesible, pero no puedes ser consciente de todo,... luego tu foco de atención está en ciertos lugares... o en otros... pero no en todos ¿si?.

Y tienes el poder, esta es la parte bonita, de mover ese foco de atención, de manera que puede llevarlo de nuevo a la información sobre tu forma de respirar,...

Al ser que no puedes centrar tu atención en todo pero que tienes capacidad para dirigir tu foco, eres responsable de qué es lo que traes a tu conciencia ahora.

Por ejemplo, ahora mismo podrías pensar en todo lo que no está bien en tu vida, incluso podrías centrarte en imaginar todo lo que podría ir mal y las consecuencias que eso tendría para ti y para los tuyos... pero tb puedes centrarte en todo lo que ha ido bien en tu vida, en lo que más feliz te hace, o en como puedes ayudar a otros a sufrir menos.

Tú eres el director de cine de la experiencia que crees estar viviendo. Puedes asustarte, o puedes fluir. Para asustarte centra tu foco en aquello que más miedo te da y quédate atrapado ahí... Para fluir elige un foco de atención distinto.

Entiende que al final eres tú quien elige,... y puedes aprender a elegir de forma diferente.

2. ¿Qué significa eso?

Eres tú quien dota de significado aquello que crees vivir, así muchas de tus experiencias llevan la etiqueta valorativa que tu le has dado. Esto es un problema, esto es una oportunidad, esto es una tragedia, esto es un desastre, esto es bueno, esto es malo.

Estos juicios no son sobre la realidad, sino más bien sobre tu interpretación. Y tu historia y experiencia influye mucho en cómo vas a interpretar lo que crees estar viviendo.

Luego, ¿qué vas a decidir que significará lo que estás eligiendo como foco de atención?

Asume de nuevo tu responsabilidad: eres el autor de las etiquetas con las que categorizas lo que vives y muchas de tus verdades están son cuestionables.

3. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer a continuación?

Tengas el foco de atención en un lugar o en otro, y le des el significado que decidas a aquello en lo que te estás enfocando... sigues teniendo la capacidad de orientarte hacia adelante,... o de enterrarte en el lodazal del pasado.

Está bien, ya has analizado lo que crees que sucedió, incluso comprendes los motivos y las causas que lo originaron... ahora decide avanzar.

De todas las opciones que tienes disponible en este momento ¿cuál te llevará en mejores condiciones donde quieres llegar?

Es tu responsabilidad elegir qué harás.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Estas tres preguntas están a tu servicio en cada momento de bloqueo, de dolor, de sufrimiento,... Puedes hacértelas cada vez que te sientas amenazado, o zarandeado por los acontecimientos.

Las cosas no van a desaparecer por no prestarles tu atención (Pregunta 1), pero tampoco van a mejorar por analizarlas una y otra vez,.. o por imaginar escenarios terroríficos.

No se trata de que etiquetes todo lo que vives de oportunidad (Pregunta 2),... aunque quizás podrías hacerlo... sino más bien de que comprendas que en última instancia el director eres tú... y que muchas cosas que en el pasado creíste que eran problemas luego resultaron llevar escondida la semilla de la oportunidad.

Una vez tienes la mente en forma y has asumido tu responsabilidad es tiempo de pasar a la acción (Pregunta 3).

Lo que consigues es fruto de lo que haces... no de lo que sabes. Asegúrate de emprender la acción.

Etiquetas: